En Perú, una mujer es víctima de violencia física cada minuto

Además, según datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), con base a la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) de 2017, cada cuatro minutos una mujer sufre violencia sexual en el país. Es necesaria una educación en igualdad dentro de las escuelas para disminuir las agresiones contra la mujer.

Cada cuatro minutos una mujer es víctima de violencia sexual en el país | Fuente: Istock

La situación de violencia contra la mujer es alarmante. Las cifras de la UNFPA y ENDES pueden complementarse con la Encuesta Nacional sobre Relaciones Sociales. En 2015, 75 de cada 100 niños, niñas y adolescentes de 12 a 17 años han sido víctimas de violencia psicológica o física por parte de alumnos en las instituciones educativas peruanas.

Además, 71% ha sufrido insultos, burlas y desprecio y 40% han sido golpeados, en la mayoría de los casos dentro el aula (75%). 62% buscó ayuda: el 48% acudió a su madre, mientras que el 29% acudió a una profesora y el 13% a un profesor.

Otro estudio del Ministerio de Educación (Minedu) junto con las Naciones Unidas, realizado en Amazonas y Loreto, muestra alarmantes cifras de agresión a medida que los alumnos pasan de primaria a secundaria. Los resultados mostraron que, en 2016, se duplicaron los casos de violencia física en secundaria y se cuadruplicaron los casos de violencia psicológica. La violencia sexual se mantiene igual, siendo las principales víctimas las niñas y adolescentes.

Esta violencia se desencadena por los estereotipos, que definen relaciones desiguales entre ambos sexos. En un estudio de la Red Nacional de Educación de la Niña (Florecer) y Care de 2013, en que se encuestaron alumnos de la escuela básica peruana, señala que el 83% de los estudiantes está de acuerdo con que las niñas deben ser “tranquilas” para que los niños las respeten. 68.7% cree que los niños que juegan con muñecas parecen “mujercitas”.

Los profesores, encargados de evitar esta violencia dentro de las aulas, aún no están capacitados. En 2015, solo 1 753 docentes habían sido capacitados y sensibilizados por el Minedu para la prevención de la violencia de género.

“Una educación con igualdad de género significa lograr que los diferentes comportamientos, aspiraciones y necesidades de las mujeres y los hombres en su diversidad se consideran, valoran y favorecen por igual”, señala Carmen Murguía, especialista en adolescencia y juventud de UNFPA.

Si el enfoque de igualdad de género, es decir, que hombres y mujeres tengan igualdad de oportunidades, no se aplica en la enseñanza púbica y privada, resulta difícil que las cifras de violencia y agresiones contra la mujer disminuyan en el tiempo.

Sepa más:
¿Qué opinas?