Referencial

El fenómeno climático El Niño registrado en 1998 dejó cifras devastadoras en la región Áncash, hecho que ha obligado a las autoridades a tomar medidas de menera conjunta a fin de no repetir la historia.

Rodolfo León Mnéndez, presidente de la Cámara de Comercio y Producción de la Provincia del Santa, recordó que en aquel entonces El Niño dejó unos 13 mil 796 damnificados, 33 fallecidos, 17 heridos y 31 desaparecidos, según el informe de la Oficina de Estadística e Informática del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci).

Asimismo, detalló que el fenómeno climático destruyó mil 540 viviendas y afectó a otras 4 mil 591. En cuanto a las áreas de cultivo, 3 mil 640 hectáreas fueron destruidas y 12 mil 500 hectáreas afectadas. 

En el sector educación, 101 instituciones educativas resultaron afectadas y otras 53 quedaron totalmente destruidas. También 114 puentes se cayeron y 114 kilómetros de carretera quedaron destruidos. Además, se perdieron 297 cabezas de ganado.

León sostuvo que estas cifras no deben repetirse; por ello, indicó que es importante trabajar en prevención, no solo a nivel del Ejecutivo, gobierno regional, provincial o local, sino en las familias.

Manifestó que se necesitan aproximadamente 65 millones de soles para realizar trabajos de defensas ribereñas, descolmatación en los ríos; así como de reforzamiento de la infraestructura educativa y de establecimientos de salud. 

Refirió que el gobierno de Ollanta Humala ha estigmatizado a Áncash, a pesar que es una región que merece atención y la solución a sus demandas por la crisis económica que afronta.

Lea más noticias de la región Áncash