Gremio de cines pide al Gobierno reconsiderar protocolo para permitir venta de alimentos y aforo del 50%

Desde el gremio indicaron que el protocolo aprobado por el Ministerio de la Producción hace inviable que se reanude las operaciones. Ante esta situación, pidieron que se tome como modelo las reaperturas de salas en Brasil, México y Colombia donde se permite venta de alimentos y aforos de hasta el 50%.  

Cine
La asociación consideró inviable la reapertura de salas con los protocolos establecidos. | Fuente: Reuters

La Asociación Nacional de Salas de Cine (ANASACI) solicitó al Gobierno reconsiderar las medidas impuestas por el protocolo sanitario para la reapertura de estos establecimientos, respecto del distanciamiento al interior de las salas y la venta de alimentos.

A través de un pronunciamiento, consideraron que el protocolo aprobado por el Ministerio de la Producción el último miércoles hace inviable que se retome las operaciones en los cines y que incluso podría llevar a la quiebra a las cadenas.

De acuerdo con el protocolo, es necesario que haya 2 metros de distancia entre butaca y butaca de manera lateral, vertical y diagonal, lo cual implica que se habilite un aforo máximo del 25% en las salas.

Ante esta situación, recordaron haber demostrado que con un aforo del 50%, con butacas bloqueadas y funciones escalonadas el cine puede garantizar una experiencia segura, con tránsito fluido y sin aglomeraciones para sus asistentes.

En cuanto a la prohibición de consumo de alimentos y bebidas dentro de las salas de cine, la ANASACI indicó que en las salas los espectadores se mantienen en silencio y no interactúan, además de mantener la mirada hacia al frente sin movimientos, lo cual consideraron reduce el riesgo de contagio de la COVID-19, debido a que los clientes solo se retirarían la mascarilla para comer, un modelo aprobado para los restaurantes.

Sostuvieron también que, del ingreso de las entradas, un 50% se entrega a las distribuidoras por derechos de autor, agregaron el 18% del IGV y un 10% de impuesto municipal por espectáculos públicos. Con lo que resta deben cubrir sus costos operativos, por lo que sin la venta de alimentos y bebidas es insostenible mantener los costos para las cadenas.

Al respecto, la presidenta de la ANASACI, Mónica Verdeguer, solicitó al Gobierno que se tome como modelo referencial la reapertura de salas de cine en México, Brasil y Colombia, que retomaron sus operaciones con venta de alimentos y bebidas, además de permitir aforos del 50%.

Como industria hemos trabajado a consciencia en el planteamiento de nuestros protocolos en pro de la protección de nuestros colaboradores y clientes, con el objetivo de activarnos y así volver a generar empleo y sano entretenimiento. Sin  embargo, las condiciones mencionadas no permiten una operación sustentable y anula nuestra posibilidad de reactivarnos”, dijo.

La ANASACI está compuesta por las cadenas Cinemark, Cineplanet, Cinépolis, UVK, Cinestar, Movietime y Cinerama.