Foto: Referencial (RPP)

Ante la alerta del tsunami en el litoral peruano, en las ciudades de Paita y Talara en Piura, el tránsito vehicular fue cerrado y todas las actividades de las instituciones públicas y privadas, así como centros comerciales fueron suspendidas. Mientras que los pobladores son evacuados a las zonas altas de sus jurisdicciones.

En el Puerto Pimentel de Chiclayo, a pesar de la alerta de evacuación, surfistas se encuentran a esta hora en la playa. En tanto en los balnearios de Santa Rosa y Caleta de San José, las personas fueron evacuadas a lugares seguros.

En Chimbote, en la urbanización La Caleta, la mayoría de los pobladores permanecen en sus viviendas, aduciendo que todo es una mentira, ya que en la zona no hay presencia de brigadistas. Algunos curiosos se han ubicado en las zonas costeras para presenciar el tsunami.

Mientras que en Puerto Pizarro en la provincia de Zarumilla (Tumbes), alrededor de 80 familias son evacuadas a zonas seguras como la plaza principal de esa ciudad.

En varias ciudades, los pobladores se resisten a salir de sus viviendas, por lo que la policía y Ministerio Público tuvo que obligarlos a evacuar a zonas más seguras.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional