Difusi

En conferencia de prensa, el apu Alfonso López, presidente de la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca y el apu Marcelino Salinas, de la comunidad de San Pedro, dieron alcances del derrame ocurrido el pasado 15 de noviembre en la comunidad de San Pedro, río Marañón, distrito de Urarinas, provincia y región de Loreto.

López sostuvo que se trató de la ruptura del Oleoducto Norperuano, un nuevo hecho que ocurre a seis meses del incidente en Curinico.

El incidente, cerca a la comunidad de San Pedro, afectó 5 kilómetros, metro y medio de profundidad y 15 metros de ancho, y abarca del kilómetro 17 al kilómetro 22 del Oleoducto Norperuano.

“Lo ocurrido muestra un oleoducto de más de 40 años que está deteriorándose producto de no cumplir con las normas del Estado”, manifestó Alfonso López.

Asimismo, calificó de inaceptable que un funcionario de PetroPerú tenga que decir que no están seguros si lo ocurrido fue natural o provocado por manos extrañas.

“El ducto está a metro y medio en un dragado lleno de agua. Se necesitaría de buzos para que vayan con sierra y corten. Nosotros somos conscientes del daño que ocasiona un derrame de petrolero”, precisó.

En la conferencia se planteó la contratación de un organismo internacional independiente que pueda medir los daños y establecer términos de referencia para trabajar una remediación responsable.

"La contratación debe correr por parte de PetroPerú y que los resultados sean satisfactorios para la vida y la salud de los pobladores que habitan en dicha zona", plantearon los apus.

Lea más noticias de la región Loreto.