El nivel de los escolares peruanos en ciencias, matemática y comprensión lectora mejoró en los últimos tres años, según la prueba Pisa 2018 publicada este martes por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). | Fuente: Andina

Los resultados de la Prueba Internacional para la evaluación de estudiantes, conocida como PISA, constituye una buena noticia sobre los esfuerzos educativos hechos en el Perú. Según el estudio revelado hoy, nuestro país es uno de los siete países que ha mejorado en comprensión lectora, razonamiento matemático y comprensión de problemas científicos en una prueba llevada a cabo por la OCDE en 79 países de los cinco continentes. Los resultados generales han sido calificados como decepcionantes para los 35 países de la OCDE, entre los que solo Portugal figura en el grupo de los siete que mejoran, junto al Perú. En algunos países solo diez por ciento de los estudiantes de 15 años saben distinguir entre “un hecho” y “una opinión”. El mayor desafío es comprender porqué los países asiáticos en general y China y Singapur en particular siguen siendo los que más progreos registran.

El Tribunal Constitucional ha vuelto a sorprendernos, pero esta vez no por una sentencia, sino por la elección inesperada de Marianella Ledesma como presidenta en reemplazo del saliente Ernesto Blume. Es la primera vez que una mujer preside la más alta instancia de la Justicia constitucional en nuestro país. Ledesma ha sido elegida con el voto de tres magistrados que suelen votar en sentido contrario al suyo y que en la vida civil han tenido vínculos con partidos políticos alejados de la sensibilidad progresista de la nueva presidenta. Lo que significa que la prefirieron a Eloy Espinosa o que, en el mejor de los casos, la práctica del trabajo en equipo durante años les ha permitido valorarla por sus calidades intrínsecas y no por sus inclinaciones ideológicas ni sus lealtades políticas. Ledesma nunca ha ocultado el orgullo de ser hija de Genaro Ledesma, abogado de sindicatos, alcalde de Cerro de Pasco, candidato presidencial de orientación trotskista y miembro de la Asamblea Constituyente de 1978, donde Haya de la Torre lo denominó respetuosamente “líder de las izquierdas”. Esperemos que la elección de Marianella Ledesma consolide la dignidad de la función judicial, es decir la capacidad pronunciarse de manera rigurosa e independiente sobre la libertad y los derechos de los justiciables. Lograrlo, sería un gran servicio a un país en el que la población desconfía de la justicia porque la considera con demasiada frecuencia sesgada, cuando no vendida.

El primer ministro Vicente Zeballos parece haber tomado muy en serio las críticas contra el ministro de Cultura por la destitución del presidente del Instituto de Radio y Televisión del Perú, Hugo Coya. Más grave aún que saber si Petrozzi informó bien al presidente o no, lo que está en juego es la libertad de prensa en pleno proceso electoral. Y en la radio y la televisión del Estado. En los países en los que existen servicios públicos verdaderamente independientes del Estado, todo el sistema de prensa se ve irrigado por el viento del pluralismo y la libertad.Recordemos que durante la guerra de las Malvinas la BBC, pública, se enfrentó a Margaret Thatcher por negarse a hablar de “nuestros soldados” y hablar en vez de “los soldados británicos”. Cesar sin razones fundadas a un funcionario eficiente es contribuir a la desinstitucionalización de la función pública. Exactamente lo contrario de lo que necesitamos.

Hacerlo en un proceso electoral inédito, sin congreso que represente a las fuerzas de la oposición, es un desatino flagrante. Pero lo peor es generar la sensación de que el gobierno pretende que no sepamos lo que no le conviene y que creamos lo que le conviene. Lo dijo hace dos mil años el historiador romano Tácito que conoció épocas de libertad y de dictadura, de infamia y de gloria. Tácito supo decirlo a su manera, concisa, inapelable y clásica: “Raros son esos tiempos felices en los que se puede pensar lo que se quiere y decir lo que se piensa”.

Las cosas como son


¿Qué opinas?