Durante su presencia en la ciudad de Ica para una nueva audiencia, que fue suspendida, el alcalde de la provincia cusqueña de Espinar, Óscar Mollohuanca, pidió que las citaciones a las que viene asistiendo sean trasladadas a su localidad.

“Pienso que la decisión de retornar las audiencias de Ica hacia Espinar sería una decisión saludable para retomar el clima de paz y diálogo. El mismo hecho de trasladarnos a otra ciudad genera gastos económicos no solo en mi caso, sino para los dirigentes y serenos”, dijo a RPP Noticias.

El burgomaestre precisó que su provincia se encuentra en retraso en la ejecución presupuestal de 31 millones de soles, del cual culpó a los ministerios de Justicia y Economía y Finanzas. “Ellos (ministerios) arguyendo supuestos malos manejos de los fondos han asumido esta represalia contra el pueblo de Espinar. Esperamos que por las gestiones que hemos realizado se levante el bloqueo de las cuentas”.

Asimismo, aseveró no ser antiminero ni prominero, sino ser el defensor del desarrollo de su pueblo.

Finalmente, tras las reuniones de trabajo en Espinar,  mencionó que no se siente alegre ni puede celebrar nada mientras no hayan resultados concretos.

“Mi pueblo de Espinar ha sido testigo de auspiciosos inicios de diálogos que nunca tuvieron un término feliz, como ocurrió el 2005. Yo quiero ser partícipe de un final feliz y tener la satisfacción de haber logrado algo, caso contrario esta será una mesa más en la historia actuada por el Gobierno”, manifestó.

Lea más noticias de la región Ica