Más de 500 pobladores de diferentes conos del distrito de Chancay (Lima) arrojaron huevos a la sede municipal exigiendo el cumplimiento de promesas realizadas por el alcalde Juan Álvarez Andrade en época electoral.

Álvarez Andrade prometió ejecutar obras de servicio de agua y desagüe, pero que no se ejecutan, pese a que estuvieron presupuestadas en el Presupuesto Participativo del 2008.

Además, marcharon por las principales calles de esta ciudad para rechazar el lugar escogido para la construcción del Puerto de Minerales porque destruirá la flora y la fauna del ecosistema del humedal de Santa Rosa y desaparecerá 200 hectáreas de terreno agrícola.

Para calmar a los manifestantes, los agentes de la Policía utulizaron gases lacrimógenos.

Lea más noticias de la región Lima