¿Qué pasó en Cuninico?: Claves para entender el desastre ambiental tras el derrame de petróleo

Según el presidente de la Federación de los Pueblos Kukamas Unidos del Marañón, Julio Arirua, cientos de pobladores de la quebrada Cuninico llevan 4 días sin agua ni alimentos debido a la contaminación del río Marañón. "Estamos desesperados", afirmó.

Seis comunidades indígenas de la quebrada de Cuninico llevan 4 días sin poder pescar, cocinar o abastecerse de agua
Seis comunidades indígenas de la quebrada de Cuninico llevan 4 días sin poder pescar, cocinar o abastecerse de agua | Fuente: Defensoría del Pueblo

“¿Se acordarán del 2014 que hubo el derrame? Ahorita creo que ha sido el peor derrame porque, de la quebrada del Cuninico, ha salido al Marañón. Eso es lo más triste para los demás pueblos que están aguas abajo del Cuninico (...) Del pescado que consumimos en esta época, ya no hay nada ahorita. No tenemos deseos de pescar porque sale medio negra la trampa. Entonces, qué vamos a comer"

Ése es el desgarrador testimonio de Julio Arirua Nashnate, presidente de la Federación de los Pueblos Kukamas Unidos del Marañón, que resume los 4 días de desesperación que viven los pobladores de la quebrada de Cuninico, tras el derrame de petróleo registrado en el distrito de Urarinas, en la región Loreto.

Hoy lunes, los miembros de la comunidad han optado por realizar una olla común dado que, según señaló a RPP Noticias el apu Galo Vásquez, no han recibido ayuda del Estado pese a la emergencia.

"Informo que aquí se está haciendo olla común para al menos atender a los niños. Los mayores todavía pueden aguantar hambre, pero los niños no. Por eso nos hemos organizado porque ningún sector del Estado ni nadie se ha compadecido de esa población que está pidiendo auxilio por el agua. Nadie ha traído ni una gota de agua ni comida a esta comunidad", refirió.

Pero, ¿qué es lo que ha sucedido en esta zona donde viven 6 comunidades kukamas y que, en gran medida, dependen de las aguas del río Marañón para subsistir?

 

Comunidades refieren que, pese a la emergencia, aún no han recibido asistencia del Estado
Comunidades refieren que, pese a la emergencia, aún no han recibido asistencia del Estado | Fuente: Andina

Primeras alertas

El último viernes, RPP Noticias difundió la primera alerta de la situación realizada por Galo Vásquez. El apu denunció que la ruptura de una tubería de Petroperú había ocasionado que el petróleo se disperse en la quebrada de Cuninico y, en una estela de contaminación aguas abajo, llegue al río Marañón.

"El Cuninico está en la boca de la quebrada que desemboca en las aguas del río Marañón. Todas las comunidades que están aguas abajo, llámese San Francisco, San Antonio, Esperanza, San Pedro y así sucesivamente hasta Nauta están afectadas porque la contaminación es bien ardua", señaló ese día.

Aquel viernes ya la población se preparaba para lo peor: la ausencia de agua apta para cubrir sus necesidades básicas y la imposibilidad de pescar. Sin embargo, con el pasar de los días, el panorama parece agravarse.

¿Qué fue lo que pasó?

El mismo 16 de setiembre, Petroperú informó que, al tener conocimiento del hecho, había movilizado "un equipo de respuesta de emergencias" a la zona y había activado su "Plan de Contingencia". Al día siguiente, vía Twitter, señalaron que "junto a las autoridades policiales" constataron que el derrame "fue resultado de un corte intencional de 21 centímetros (cm) a la tubería, que se realizó en el kilómetro 42+092 del Tramo I del Oleoducto Norperuano (ONP)".

Además, advertían que, desde diciembre del año pasado, el oleoducto había sufrido 11 ataques similares "con 46 cortes intencionales" que venían siendo investigados por la Fiscalía y la PNP. A su vez, señalaban que estaban coordinando "la entrega de víveres y agua", de manera temporal, para los pobladores de las comunidades afectadas.

 

Investigación fiscal

A su vez, aquel viernes, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Nauta informó la apertura de una investigación preliminar, por 60 días, contra los que resulten responsables por la presunta comisión de delito ambiental y las causas que la originaron en agravio del Estado peruano.

En ese sentido, indicó que había solicitado informes sobre lo ocurrido a Petroperú, al Organismo de Evaluación y Fiscalizador Ambiental (OEFA), a la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y a la Policía Ecológica de Loreto 

Frente a ello, Julio Arirua, señaló que la población desconocía lo que había ocurrido, pero que lamentaban estar en una situación en la que tenían que "pedirles a las autoridades" agua y alimentos para sobrevivir.

"Nosotros no tenemos nada que ver si hubo corte o no, eso está fuera del territorio del Cuninico. Es a 2 km. del territorio de donde nosotros estamos viviendo (...)  Antes de este oleoducto, no teníamos la necesidad de estar pidiendo a las autoridades para que nos den alimentos para consumir, no teníamos que molestar por agua o alimentos. Pero ahora, con este derrame que está pasando, estamos en esta situación", señaló.


¿Sin ayuda del Estado?

El día de ayer, domingo 18 de setiembre, Arirua señalaba que, hasta el lugar, solo habían llegado Petroperú, el OEFA y la Defensoría del Pueblo, pero que, hasta el momento, el Estado no se había hecho presente para garantizarles agua y alimentos para los próximos días.

"Ahorita no se puede decir cuántos están afectados porque en cada comunidad hay un mínimo de 200 pobladores y algunos pueblos son más grandes y hay más (...) Sí o sí tienen que atenderlo, porque ninguno de la población tiene la culpa de esto", refirió.

En ese sentido, Abel Chiroque, representante de la Defensoría del Pueblo en Loreto, señaló a RPP Noticias que, junto al OEFA, la ANA y las autoridades locales, habían hecho la inspección de la zona y que la ayuda humanitaria "no llegaba".

“Desde la Defensoría estamos viendo que las acciones de contención y limpieza son insuficientes. En nuestro recorrido que hemos realizado hoy (...) hemos observado que hay especies que han sido afectadas, la población está que reclama agua. A tres días del suceso prácticamente no llega la ayuda humanitaria", afirmó.

El día de hoy, Galo Vásquez confirmó que la situación de abandono del gobierno seguía siendo la misma que describieron Julio Arirua y el representante de la Defensoría.

¿Limpieza ineficiente?

Por otro lado, Abel Chiroque denunció ayer otro hecho: que Petroperú no contaba con la suficiente logística para ejecutar, de manera efectiva, las acciones de limpieza que habían anunciado desde el día del desastre.

“Tiene que poner mayor logística y debe realizar la limpieza de la quebrada de Cuninico (...) Expresamos nuestra preocupación por la demora en las acciones de limpieza, las cuales se tienen que intensificar por la magnitud del derrame", refirió el representante de la Defensoría.

 

Mientras tanto, Petroperú señalaba que el Tramo I del ONP "lleva 7 meses paralizado", por lo cual "urgía" su funcionamiento para "transportar el crudo de los operadores privados" y exhortaba a las comunidades nativas a "mantener el diálogo" para evitar "paralizaciones" en las "labores de limpieza".

Asimismo, informaba que "la entrega de agua y packs de víveres a las primeras comunidades vecinas identificadas" iniciaría hoy lunes. 

Por su parte, Humberto Campodónico, presidente del directorio de Petroperú, en diálogo con Ampliación de Noticias, remarcó hoy que la empresa estatal se encontraba desplegando los protocolos pertinentes en apoyo de los pobladores afectados.

"Lo que nosotros hemos hecho en este derrame es que hemos activado inmediatamente nuestro 'Plan de Contingencia' que tiene 3 fases: la parte operativa que tiene que ver con reparar la falla, la parte social que es atender a todos aquellos que se vean afectados, y luego, en la parte ambiental, contar con los profesionales especializados para la restauración de los elementos ambientales", sostuvo.

 

Sin embargo, lo expuesto por Campodónico respecto a la ayuda en agua y víveres fue negado por Julio Arirua. Además refirió que, hasta el momento, la Municipalidad Distrital de Urarinas no había elaborado la evaluación de daños necesaria para pedir ayuda a las autoridades provinciales y regionales.

Al cierre de esta nota, sectores clave del gobierno central para el despliegue de asistencia humanitaria, como el Midis o el Minsa, no han anunciado ninguna acción en ese sentido. 

Mientras tanto, los pobladores de la zona de la quebrada del Cuninico esperan que los alimentos de su olla común alcancen, aunque sea, para este día.


NUESTROS PODCAST

La cultura en la campaña electoral a la alcaldía de Lima

En esta campaña electoral, los candidatos a la alcaldía de Lima difunden muy poco sus propuestas culturales. ¿Cuáles son éstas? ¿Existen? En el siguiente informe repasamos las iniciativas que consignan en sus planes de gobierno.