Los familiares de la joven madre contaron a la policía que ella fue vista por última vez junto a su conviviente Benjamín Batallanos Álvarez de 54 años.
Los familiares de la joven madre contaron a la policía que ella fue vista por última vez junto a su conviviente Benjamín Batallanos Álvarez de 54 años. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Javier Rumiche

La Policía intensificó la búsqueda de Priscila Bravo Álvarez (26), una madre de dos niños de 2 y 11 años, que desapareció el pasado 29 de abril por la noche en el distrito de Calana, al norte de la ciudad de Tacna.

Los familiares de la joven madre contaron a la policía que ella fue vista por última vez junto a su conviviente Benjamín Batallanos Álvarez de 54 años. Al momento de salir de su vivienda alcanzó a decir que haría una recarga de celular.

Sarife Bravo, hermana de Priscila, viajó de Iquitos a Tacna para encontrarla. Ella contó que su hermana era víctima de violencia, por eso pide que investiguen a su cuñado.

“Para mí es una persona peligrosa. Y si ahora se está haciendo pasar como alguien que no hizo nada, para que uno le tenga pena, pues yo no le tengo pena. Yo no me voy a callar por tanta injusticia, porque ese señor le ha hecho mucho daño a mi hermana desde muy chiquilla. Ya ahora quiere que me calle y amenaza que me va a denunciar por difamación”, comentó.

Sarife, junto a las amigas de su hermana, realizan plantones portando carteles con fotografías de Priscila y mostrando números de teléfonos para que ciudadanos llamen y aporten información sobre el paradero de la joven madre.

La policía intervino al esposo de la mujer. Este rindió su declaración y negó ser el responsable de su desaparición.

El Centro de Emergencia Mujer (CEM) siguen el caso, a través de la sección de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Policía Nacional de esta región.

Escucha nuestros Podcast

En este podcast podrás encontrar ponencias, debates, análisis y también historias inspiradoras que cambian ciudades. Queremos Informar y concientizar sobre la situación actual del entorno en el que vivimos y la importancia de nuestra participación ciudadana como agentes de cambio para construir ciudades que mejoren nuestra calidad de vida.