RPP/Rolando Gonzales

Un año después que el Gobierno Regional de La Libertad colocó el “colchón de arena” en el borde costero del balneario de Huanchaco, en Trujillo, la fuerza incontrolable del mar arrasó con toda buena voluntad para proteger a pobladores, turistas y comercios.

Esta obra que demandó 3 millones de soles y que buscaba frenar el impacto de la erosión costera, actualmente luce depredado, y ha generado preocupación ante la llegada del verano.

Comerciantes, pescadores artesanales y bañistas entrevistados por RPP Noticias coincidieron en señalar que el dinero se ha tirado al mar y que se ha hecho una mala inversión ya que se han vuelto a quedar sin orilla.

Finalmente dijeron sentirse preocupados porque los turistas podrían ir a otros balnearios y afectar su principal fuente de ingreso.

Lea más noticias de la región La Libertad