Referencial

 

Un niño de cinco años de edad resultó con quemaduras de tercer grado en los dedos de la mano derecha, luego de manipular un artefacto pirotécnico en el interior de su vivienda ubicada en el Asentamiento Humano El Cisne, en la región Tumbes.

La madre del menor, Sally Tineo, al escuchar el estruendo pensó que se trataba de la explosión de un balón de gas; sin embargo, al ingresar a uno de los ambientes de su vivienda encontró al pequeño con la mano ensangrentada.

El niño fue trasladado de inmediato al Hospital José Alfredo Mendoza Olivarri, donde los médicos no descartan que pueda perder los dedos, producto de la explosión de un cohetón.

Lea más noticias de la región Tumbes