Con el objeto de mantener a las tropas debidamente preparadas ante la eventualidad de un desastre natural, el Ejército del Perú desplegó en el aire a sus fuerzas especiales, como parte de su reentrenamiento militar. El resultado fue un vistoso espectáculo en el cielo. 

Fueron 350 efectivos, entre hombres y mujeres, de la primera brigada de Fuerzas Especiales quienes participaron del grandioso salto en paracaídas, desde un avión Antonov de la Aviación del Ejército. 

El escenario para esta demostración fue las Dunas de San Andrés, en la región Pisco (Ica). Los participantes cumplieron una riguroza preparación, por ello, tuvieron dos semanas de re-entrenamiento, con el fin de estar preparados para actuar en algún tipo de desastre natural, donde no hubiese acceso por vía terrestre, para poder prestar ayuda. La acción fue conducida por la Escuela de Paracaidistas del Ejército. 

Desde más de 5 mil pies de altura se lanzaron los miembros de la escuela de paracaidismo del Ejército Peruano.
Desde más de 5 mil pies de altura se lanzaron los miembros de la escuela de paracaidismo del Ejército Peruano. | Fuente: Ejército del Perú
El fin de esta práctica era realizar acciones para ayudar a personas afectadas por desastres naturales y que no tienen comunicación.
El fin de esta práctica era realizar acciones para ayudar a personas afectadas por desastres naturales y que no tienen comunicación. | Fuente: Ejército del Perú