Vilcabamba, una majestuosa fortaleza tallada por waris e incas

En estas construcciones se gestó la resistencia de Manco Inca y -según dicen- aún alberga misterios. Algunos estudiosos señalan que sería ´la ciudad perdida de los incas´.

El distrito de Vilcabamba, ubicado en la provincia de La Convención, en Cusco, recientemente fue escenario de enfrentamientos entre las fuerzas armadas y senderistas, tras el secuestro y liberación de 36 trabajadores vinculados al proyecto Camisea, en el Perú.

Este pueblo más allá de la violencia vivida en los últimos días, es una localidad que tiene esperanzas y deseos de superación; posee una envidiable geografía fértil para la producción, sino importantes vestigios de origen inca y preínca, como son los centros arqueológicos de Rosaspata Vitkos, Espíritu Pampa, Wari y gente progresista.

El distrito de Vilcabamba se localiza entre los mil y 3 mil 900 metros sobre el nivel del mar; es decir en ceja de selva y plena cordillera divisoria. Su nombre etimológicamente proviene de los vocablos de la lengua quechua Willka que significa sagrado y Pampa que es planicie; denominación otorgada por la gran significación mística y religiosa que tenía para los antigos habitantes.

Este distrito se constituyó entre 1530 y 1572, el último escenario donde los incas que precedieron a Atahualpa combatieron  a los españoles, antes de caer bajo su dominio. Ellos fueron: Manco Inca Yupanqui, Sayri Túpac Inca, Titu Cusi Yupanqui y Túpac Amaru I.

Se considera que las construcciones existentes aún en Rosaspata Vitcos así como en Espiritu Pampa (Vilcabamba vieja o antigua) fueron las fortalezas donde se gestaron las últimas batallas del imperio del Tawantinsuyo.

Al final la ciudad fue quemada y con el paso de los años la densa vegetación cubrió sus estructuras intentando dejarla en el olvido.

En la actualidad diversos estudios aún generan polémica sobre los hallazgos, denominaciones y descubrimientos realizados en el sitio arqueológico de Vilcabamba. Algunos consideran que el último refugio de los incas sería Choquequiraw.

Recientemente, el 24 de febrero del 2011, la Dirección Regional de Cultura informó que luego de varios años de exploración fue hallada la tumba de un noble de la cultura Wari en el sector denominado Tumba de Espiritupampa.

El hallazgo estuvo a cargo del arqueólogo Javier Fonseca Santa Cruz, quien reveló que la iconografía, morfología y técnicas de los objetos hallados, corresponden a la civilización preínca Wari, que floreció entre el año 600 y 1.200 después de nuestra era.
 
Cabe señalar que en aquella ocasión se halló una cesta conteniendo un pectoral de plata en forma de “Y”, además de una máscara del mismo material con una figura antropomorfa.

Asimismo, el atuendo del personaje noble enterrado en este sector se complementaba con dos brazaletes de oro.

Esta evidencia ha llevado a los especialistas a plantear la hipótesis de que la ciudad de Espiritupampa fue reocupada por los Incas, que ampliaron, perfeccionaron y modificaron los patrones constructivos de la antigua ciudad Wari.

Por: Adelayda Letona

Lea más noticias de la región Cusco