Chimbote | Niño de 11 años fue atacado y desfigurado por un perro pitbull mientras jugaba fútbol

Menor se encontraba con sus amigos cuando el perro de raza pitbull lo atacó, dejándole graves heridas en su rostro y cráneo. Propietaria del can fue intervenida y pidió disculpas por el hecho.

Menor se encontraba con sus amigos cuando el perro lo atacó dejándole graves heridas en su rostro y cráneo. Propietaria del can fue intervenida y pidió disculpas por el hecho. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Manuel Sarango

Un niño de 11 años de edad resultó gravemente herido luego de ser atacado por un perro de raza pitbull cuando se encontraba jugando fútbol con unos amigos en inmediaciones del pueblo joven El Balcón, de Chimbote (región Áncash).

Según narró la madre del menor afectado, su hijo se encontraba jugando con unos amigos. En ese momento la propietaria del perro, identificada como María Morales pasaba por la zona con sus mascotas, y una de ellas atacó al menor ocasionándole daños en el rostro dejándolo totalmente desfigurado y con severas lesiones en el cráneo.

Fueron los propios vecinos quienes lograron apartar al can con el uso de palos y golpeándolo. El menor fue inmediatamente trasladado al hospital La Caleta de Chimbote, mientras que la dueña del perro se dirigió con la mascota a su casa. Horas después la policía logró intervenirla y conducir a los perros a la comisaría donde pertenecen en custodia.

Este miércoles se tomó conocimiento que el menor será intervenido quirúrgicamente, con apoyo de un cirujano plástico y un oftalmólogo a fin de poder recuperar su rostro tras el feroz ataque del perro pitbull.

Mientras tanto, la propietaria del perro responsable del ataque, María Morales salió de la comisaría y se dirigió junto a su abogado al hospital para pedir perdón al menor y a los familiares, así como informarles que asumirá la responsabilidad de lo ocurrido. Sin embargo, pidió que los vecinos no tomen represalias atacando su casa.

"No hemos querido que esto suceda, pero ha sucedido. Yo me voy a hacer cargo, pero pido por favor que no vayan a mi casa a agredir a mis hijos, a tirar piedras en mi ventana, porque ellos no tienen la culpa. Yo asumo mi responsabilidad, no estoy evadiendo, pero eso no implica que los vecinos como delincuentes me avienten trapos de sangre en la cara, piedras", dijo.

¿Qué opinas?