fiebre amarilla
Pobladores preocupados por brote de fiebre amarilla. | Fuente: RPP/Referencial

En lo que va del año, tres personas perdieron la vida tras el brote de la mortal fiebre amarilla en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) en la región Ayacucho.

El director regional de Salud, Hugo Huamán, dio a conocer que las tres personas fallecidas no son del lugar, sino que llegaron a la zona sin vacunarse previamente.

Los casos se presentaron en las localidades de Mayapo, Anco y Sivia todas dentro de la provincia de Huanta. Dos de ellos falleció en la ciudad de Lima mientras que el otro murió en el mismo Vraem.

Según el funcionario, la única forma de evitar la transmisión de este mal es con la vacuna preventiva. “Toda persona que viaja al Vraem tienen que vacunarse con 10 días de anticipación” señaló.

Por la existencia de alto riesgo de identificación de más casos y por el movimiento migratorio, se ha declarado en Alerta Epidemiológica a todos los Establecimientos de Salud del ámbito de la Red de Salud de San Francisco a fin de que se intensifiquen las acciones de prevención contra la fiebre amarilla.

También se instalaron puestos fijos de vacunación en lugares de acceso obligatorio hacia las zonas de riesgo. Por ejemplo en Machente, Huanta, Tambo y San Miguel, lugares donde el personal de salud administrará la vacuna y pegará un “stiker de vacunado” en el DNI de las personas.