Las autoridades regionales están preocupadas y temen que los principales hospitales de referencia se saturen con internos de los penales. | Fuente: RPP Noticias

El 40% de pacientes que se encuentran internados en las áreas COVID-19 de los hospitales de Huancayo y Chanchamayo son reclusos de los penales, así lo informó el director de epidemiología de la Dirección Regional de Salud (DIRESA) Junín, Luis Zuñiga Villacresis.

Las autoridades regionales están preocupadas y temen que, los principales hospitales de referencia, como Daniel Alcides Carrión de Huancayo y el de Chanchamayo, se saturen con internos de los penales, pues existe el peligro de un contagio masivo por el hacinamiento de los establecimientos penitenciarios.

Esta situación fue dada a conocer en una reunión de la Plataforma Multisectorial Contra la COVID-19 que fue presidida por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Fernando Castañeda Portocarrero, quien señaló que continúa la gestión para la libertad de presos que no representan un peligro para la sociedad.

Además, Castañeda Portocarrero informó acerca de la entrega de siete toneladas de insumos médicos, entre equipos de protección personal, medicinas y pruebas rápidas. Esta entrega será priorizada para el personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de la región Junín y para los 59 internos que dieron positivo a la COVID-19.