Oxígeno medicinal
La escasez de oxígeno medicinal en Trujillo origina largas filas frente a empresas distribuidoras que duran más de 48 horas. | Fuente: Cortesía

Familiares de pacientes portadores de la COVID-19 deben esperar más de 48 horas en los exteriores de una empresa privada de Trujillo para recargar el oxigeno en balones que permita brindar adecuadamente el tratamiento a sus seres queridos.

Este panorama se ve a diario en la calle Pesquería de la urbanización Huerta Grande, a pocas cuadras del centro histórico de la ciudad.

Las personas ocupan las calles sin asfalto, a la espera de su turno, el cual puede llegar después de dos días, así lo confirma una de los parientes que aguarda en la fila.

"Estamos aquí dos días, otras personas están tres días. Todos tenemos familiares enfermos", comentó uno de ellos.

Sin importarles el frío de la noche o dormir sentados, estas personas están dispuestas a esperar para ser atendidos y llevar este elemento para asegurar el tratamiento de sus enfermos.

"Estoy desde anteayer, desde las 3 de la mañana, y no avanza nada la cola. Si a mi papá le falta el oxígeno, se muere", contó una mujer.

Los que aguardan en la fila mostraron su malestar por la presencia constante de vehículos del Minsa, que llegan hasta la planta para abastecerse de oxígeno. Aseguran que esta situación "hace más larga su espera porque dejan de atenderlos por horas".

El costo de venta en la planta distribuidora de Aba-C Oxígeno es de 15 soles el metro cúbico.