Hinchas del Carlos Mannucci y de César Vallejo amanecieron formando largas filas en los exteriores del estadio de Casa Grande para comprar sus entradas para la gran final de este domingo.

Según contaron los fanáticos, ellos pernoctaron en las afueras del estadio para poder ser testigos del partido que definirá al equipo trujillano que clasificará a la Primera División del fútbol profesional.

A un día de la gran final de la Segunda División, crece la expectativa en los hinchas quienes en muchos casos están acompañados de sus esposas e hijos.

En inmediaciones del recinto deportivo, situado en el barrio Obrero, se vive una verdadera fiesta y hasta comerciantes han instalados pequeños puestos de venta de desayunos y comida para los seguidores.

Vistiendo las camisetas celestes y tricolores, los hinchas esperan gritar los goles y la victoria del cuadro de sus amores.