Las autoridades señalaron que solicitarán a la Policía Nacional y el Ejército, el apoyo en el orden y seguridad del mercado, el más importante de la ciudad. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Municipalidad Provincial de Trujillo

Los comerciantes del mercado La Hermelinda de Trujillo, región La Libertad, abrieron sus puestos pese a las restricciones dictadas por la Municipalidad Provincial, el domingo 21 de junio.

La comuna provincial, a través de un Decreto de Alcaldía, determinó la ampliación del cierre del centro de abastos por 10 días más, debido a que varios sectores del mercado aún lucían con desmonte y basura, producto de las construcciones recientes realizadas por los propietarios de algunas tiendas.

Según el alcalde de Trujillo, Daniel Marcelo, los comerciantes que empezaron a vender, pese a la disposición de continuación del cierre, son los que ya cumplieron con ordenar sus puestos y levantaron las observaciones de Defensa Civil.

En tanto, las autoridades señalaron que solicitarán a la Policía Nacional y el Ejército, el apoyo en el orden y seguridad del mercado, el más importante de la ciudad.

Marcelo indicó que cumplido el nuevo plazo, el centro de abastos abrirá sus puertas, pero con un previo certificado negativo de la COVID-19 de parte de los comerciantes.

"Hay una responsabilidad compartida, de los vendedores que abrieron sin presentar su prueba negativa de COVID-19 y de los ciudadanos que están comprando sin las garantías del caso. Vamos a exigir que todos cumplan y se ajusten a la norma", dijo el alcalde de Trujillo.

La autoridad anunció que parte del reordenamiento del mercado será formalizar las propiedades y edificaciones que no pagan impuestos. Por ejemplo, precisó que La Hermelinda tiene 1 382 predios, 811 están inscritos, 500 fueron declarados como terrenos sin construir y cerca de 300 con un solo piso, pero lo real es que hay construcciones de 4, 5 y hasta 6 pisos.

El personal del Servicio de Gestión Tributaria de Trujillo (SATT) verificó local por local, el estado de los inmuebles, para regularizar y actualizar la información de los predios.

“Estos inmuebles no tienen licencia de construcción ni de funcionamiento y hay edificios de varios pisos, pero eso se terminó, la comuna estuvo perdiendo mucho dinero por la informalidad; además, el ordenamiento registral beneficiará a los comerciantes de diversas formas”, dijo el alcalde Daniel Marcelo.

También añadió que hay contribuyentes que declaran solo un puesto, pero hay quienes han unificado puestos y han construido edificios. Todos los inmuebles tienen negocios y no están declarados en el SATT.