Investigan la presunta presencia de narcos peruanos que se refugian en Bolivia

Un ministro boliviano advirtió que tiene reportes de la presencia de narcotraficantes de Perú, Brasil y Colombia en la selva de su país.
El frente Policial del Vraem desde donde se combate el tráfico ilícito de drogas en la mayor región cocalera del país | Fuente: Mininter

El Gobierno de Bolivia afirmó este miércoles que la fuerza antidroga investiga la presunta presencia de capos del narcotráfico de Perú que habrían huido a la amazonia boliviana. Desde ahí operarían el trasladado de droga desde el Vraem a Bolivia.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que se trata de una información en investigación y ha solicitado un reporte de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) de Bolivia que coordina con la Dirección Antidroga (Dirandro) de Perú. Romero dijo que en algunas regiones hay reportes sobre la presencia de narcotraficantes de Perú, Brasil y Colombia.

Refugio. Según el diario La República, al menos 12 supuestos capos del narcotráfico peruanos viven desde hace varios años en la región amazónica boliviana de Beni, tras escapar de la presión de la Policía Nacional.

Los supuestos narcotraficantes se cambiaron los nombres, tienen documentación boliviana y dirigen operaciones de traslado de cocaína en avionetas desde la zona peruana del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), a Bolivia.

Narcos. El diario, según reportes de Dirandro, señala a estos presuntos narcotraficantes que operan desde Bolivia: Clever Bernardo Ambrosio, alias ‘Chila’; Reyna Gozme La Fuente, alias ‘Reyna’;  Werlinton Sánchez García, alias ‘Negro Fabio’; Clodoaldo Figueroa Saume, alias ‘Tío Vago’; Luis Lagos Lizarbe, alias ‘Salvador’; los hermanos Richard, Juan y Hernán Flores Villar; Ántero Pascacio Candelario, alias ‘Barros’ ; y Edbar Ruiz Pérez, alias ‘Manguera’.

El 23 de agosto de este año, la policía federal de Brasil intervino a Julio Velásquez Guzmán, quien alegó ser transportista y haber nacido en Chuquisaca, en Bolivia. Sin embargo, en realidad se trataba del narco peruano Adrián Velarde Huamaní que estaba prófugo desde hace 10 años. Había conseguido una identidad falsa en Bolivia. Al momento de su captura llevaba 250 kilos de cocaína.

La base antidroga de Palmapampa (Ayacucho), donde los policías luchan constantemente contra los narcoterroristas | Fuente: Mininter
Un comunero caminando por uno de los senderos del caserío de Cushillococha, un anexo de la ciudad de Caballococha (Loreto). | Fuente: EFE
Sepa más: