Operativo en Piura
Las rondas campesinas también participan de los operativos que se realizan para controlar las fiestas y reuniones. | Fuente: Cortesía

Durante un operativo ejecutado el fin de semana en Piura, la Policía intervino 7 locales y una vivienda donde se realizaban fiestas y reuniones en pleno toque de queda. El general Eswin Manay Guerrero, jefe de la I Macro Región Policial, señaló que estás intervenciones se realizaron gracias al oportuno apoyo de las rondas campesinas y juntas vecinales.

“Hemos logrado esto porque tenemos activadas nuestras juntas vecinales y las rondas campesinas que están haciendo un papel muy importante en el control, para que se cumplan las medidas sanitarias, durante la pandemia”, señaló Manay Guerrero

El jefe policial señaló a RPP Noticias que en el operativo del fin de semana también se contó con el apoyo del Ejército y las municipalidades. Allí  se intervino a más de 200 personas en locales de diversión, por ese motivo se les aplicó las multas correspondientes y los establecimientos fueron clausurados.

El general informó que también se han intervenido a personas que se niegan a usar la mascarilla. Incluso una ciudadana tuvo que se trasladada hasta la comisaría debido a que agredió a un policía que le pidió que se coloque el tapaboca.

“Una señora salió sin mascarilla a pasear su mascota, un policía le indicó que retorne a su casa para que se coloque la mascarilla, pero ella agredió al agente. Se la retuvo y fue puesta a disposición del Ministerio Público”, contó.

Manay Guerrero dijo que están convocando a la Cámara de Comercio de Piura para que puedan realizar una campaña conjunta de orientación y educación en la población a fin de que se evite más hechos como estos, donde los ciudadanos se exponen al contagio de la COVID-19.