Penal de Tumbes
La mayoría de internos infectados permanecen en una zona de aislamiento dentro del penal de Tumbes. | Fuente: Cortesía

Doscientos internos del penal de Tumbes se encuentran infectados con el nuevo coronavirus, de los cuales 10 están con atención médica en el mismo reclusorio y uno se encuentra hospitalizado, informó la Defensoría del Pueblo.

La institución reveló, además, que hay tres niños, quienes habitan en dicho reclusorio junto a sus progenitoras, que también se contagiaron; sin embargo, pese a las recomendaciones de la Defensoría, las madres se han negado a sacar a sus hijos del establecimiento.

“La Defensoría del Pueblo ha reiterado la predisposición de buscar la salida de los niños antes de su contagio; sin embargo las madres tienen el derecho de tener a sus hijos hasta los tres años. Solo salió un niño, que fue entregado, con la autorización de su madre, a su abuela” señaló la institución.

En tanto, la gran mayoría de reos con la COVID-19 se encuentran en un área aislada y con tratamiento. Sin embargo, recomendaron que exista monitoreo constante para evitar que cualquier caso se complique.

También hay nueve trabajadores del Inpe que dieron positivo al nuevo coronavirus. Cuatro de ellos son agentes de seguridad y cinco laboraban en el tópico, quienes hoy guardan cuarentena.

Según reportes de la Sala Situacional COVID-19, en Tumbes se registran un total de 2 479 casos de ciudadanos infectados con el nuevo coronavirus.