Tumbes
Agentes de la Policía solo exhortaron a que se retiren, pero no detuvieron a nadie. | Fuente: RPP

Alrededor de 150 devotos del señor Cautivo de Ayabaca se congregaron en la calle Tupac Yupanqui, en el barrio Las Mercedes de la ciudad de Tumbes, generando aglomeramiento por lo que la Policía llegó al lugar para dispersarlos.

Los feligreses celebraban la fiesta y procesión por lo que la Policía tuvo que intervenir para exhortarles a dispersar la zona, informó el Frente Policial Tumbes.

Sin embargo, a pesar de haber quebrantado las medidas sanitarias para combatir la COVID-19, no fueron detenidos ni multados.

De la reunión religiosa participaban personas de todas las edades, incluso de la tercera edad y niños. Si bien usaban sus mascarillas, no respetaban el distanciamiento físico.

Los devotos indicaron que todos los años en octubre se reúnen, para celebrar la festividad y procesión.

En Tumbes, la iglesia católica no autorizó ninguna actividad oficial, incluso las misas son virtuales.