Foto: SEPRES

El presidente de la República, Alan García Pérez, consideró hoy injusto acosar al mandatario electo, Ollanta Humala, por las reuniones de su hermano Alexis Humala con autoridades y empresarios rusos, y ratificó que el actual gobierno desconocía de tales entrevistas.

En declaraciones a la prensa antes de partir a Urubamba, manifestó que no observa nada malo al respecto siempre que no exista algún “arreglo”.

“Creo que no hay que estar acosando al próximo presidente desde ahora y clavarle a su hermano el título de ‘hermanísimo’. Me parece injusto y me parece que comenzamos con la mecánica de siempre, ‘antes que comience hay que destruirlo y una vez que termine, hay que destruirlo para que no vuelva’”, reflexionó. 

García Pérez dijo haber visto que en los periódicos se ha hecho un “cierto escándalo de eso”, y subrayó que dichas reuniones no han sido en representación del gobierno actual ni del Estado peruano.

Que el presidente próximo envíe una persona de su confianza, en este caso su hermano, para conversar con unas empresas, no veo nada de malo mientras no demuestren que hay ningún arreglo, no veo nada de malo, pero a partir del 28 de julio eso lo hará el ministro que él designe”, indicó.

El presidente electo, con el que hemos conversado tres horas una vez, sabe que lo apoyaré en sus propósitos, porque lo que quiero es la unión entre los peruanos y la continuidad de los propósitos”, añadió. 

En la víspera, Gana Perú emitió un comunicado en el que expresó que si bien Alexis Humala es miembro del Comité Ejecutivo Nacional de esa agrupación, "no ha sido enviado" por el presidente electo "para realizar gestión y/o actuar en representación suya, en ningún país o ante cualquier grupo empresarial".

El presidente García formuló estas declaraciones durante una visita al Cusco, donde ayer participó en las celebraciones por el centenario del descubrimiento para el mundo de Machu Picchu.

-ANDINA-