Andina

Un testigo de la Fiscalía señaló que el ex presidente regional de Áncash César Álvarez creó una red de canales de televisión y emisoras de radio para difundir sus actividades y atacar a opositores.

“Había muchos testaferros que prestaban sus empresas y nombres para comprar u ocultar bienes, como se puede apreciar en las facturas que el mismo Ángel Álvarez (hermano del ex presidente regional de Áncash, César Álvarez) entregó a la administración del canal 25”, afirmó, según el diario La República.

El colaborador, identificado como N° 11-2014, ha identificado a nueve presuntos testaferros de la red de Álvarez en su declaración ante la Fiscalía.

Cabe mencionar que esta versión está en proceso de verificación, por lo que el testigo ha presentado una serie de documentos para corroborar su historia.

Según La República, este testigo trabajó cerca de César Álvarez en el local del canal 25 de Chimbote, “que fue uno de los tres centros de coordinación que utilizó la organización para reunirse y planificar sus acciones”.

Entre los presuntos testaferros, aparece Julio Salas, “quien tiene un grifo cerca de la Panamericana, en la salida norte de Chimbote, antes de llegar a Trujillo”.

Igualmente, señala a Euclides Fernández Silva, propietario de una empresa constructora “que ganaba licitaciones directas en Huaraz”, refiere La República.