César Álvarez fue conducido a penal de Piedras Gordas I de Ancón

En los exteriores del Palacio de Justicia se colocó una manga de seguridad para custodiar la salida de Álvarez, a fin de protegerlo del asedio de la prensa y de eventuales actos de violencia en su contra.

A bordo de un vehículo del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), el suspendido presidente regional de Áncash, César Álvarez, abandonó esta tarde la carceleta del Palacio de Justicia y fue conducido al penal de Piedras Gordas I, en Ancón.

Álvarez, acusado de liderar una organización criminal en la región Áncash, cumplirá en dicho reclusorio, detención preventiva por 36 meses, luego que el Poder Judicial ordenara que afronte bajo prisión el proceso que se le sigue.

Para el traslado de la investigada autoridad fue colocado en los exteriores del Palacio de Justicia una manga de seguridad, a fin de proteger a Álvarez del asedio de la prensa y de eventuales actos de violencia en su contra.

En la diligencia también fueron conducidos al Penal Piedras Gordas I otros siete implicados en las investigaciones, luego que una comisión especial del INPE los clasificara para dicha prisión.