Mininter

Luego de 130 días después de que el Poder Judicial ordenara su detención preventiva, Rodolfo Orellana Rengifo fue capturado en Colombia.

A continuación, un recuento de la caída de este abogado de 50 años calificado como el criminal organizado más grande que tiene el Perú y a quien las autoridades peruanas buscaban por acusaciones de liderar un grupo delictivo que se dedicaba al tráfico de terrenos, la interceptación telefónica y el lavado de activos.

Orellana también ha sido vinculado en el caso "la Centralita", por el presunto centro de espionaje manejado por el suspendido presidente regional de Áncash, César Álvarez.

Abril del 2014: decenas de periodistas denuncian que fueron acosados con demandas judiciales por parte de Rodolfo Orellana por investigar su presunta red criminal.

14 de mayo: se filtra un informe de la procuraduría anticorrupción que sindicaba a Orellana como socio del presidente regional de Áncash, César Álvarez.

10 de junio: Orellana niega haber entregado información obtenida de manera ilegal al congresista Heriberto Benítez para que este luego la lleve a ‘La Centralita’, en Chimbote.

15 de junio: la Procuraduría Anticorrupción muestra documentos para explicar las razones para incluir a Orellana en las investigaciones contra la red criminal que opera en Áncash.

El 1 de julio: en horas de la noche, la fiscal de lavado de activos Marita Barreto pide a la Sala Penal Nacional dictar la detención preliminar del empresario Rodolfo Orellana y de su abogado Benedicto Jiménez.

2 de julio: Se inicia el operativo para capturar a Orellana pero no lo encuentran pues ya había fugado.

2 de julio: La comisión del Congreso encargada de investigar la corrupción en Áncash exige al Ministerio Público explicar por qué se demoró tanto en llevar a cabo el operativo de captura.

18 de julio: La fiscal Marita Barreto acusa a Benedicto Jiménez de ser el brazo derecho de Orellana y de haber usado la violencia física y psicológica a favor de una organización ilícita.

18 de julio: El ministro del Interior, Daniel Urresti, informó la formación de un grupo especializado conformado por 40 efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP) para ubicar el paradero del prófugo empresario.

25 de julio: Orellana difunde una carta pública a través de RPP donde asegura que es inocente y que es víctima de "un ensañamiento" y "condena anticipada".

9 de octubre: el coordinador de las Fiscalías de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio, Marco Guzmán Baca, advirtió que la red de Rodolfo Orellana seguía operando y prueba de ello era que la Policía no lograba detenerlo.

26 de octubre: Carlos Camacho, vocero del prófugo empresario, aseguró que este aún se encuentra en el país y que, por el momento, no se entregará a la justicia porque considera que no hay las garantías para un debido proceso.

9 de noviembre: El presidente de la comisión que investiga a Orellana, Vicente Zeballos, sostuvo que el gobierno debe dotar de mayores recursos humanos, presupuestales y logísticos a las entidades que tienen a su cargo la lucha anticorrupción.

13 de noviembre: Orellana es capturados en un conjunto residencial de Pasoancho, departamento de Cali, en Colombia