El excomandante general del Ejército Otto Guibovich sostuvo que el ataque a un helicóptero de la Policía, en el que murió la copiloto Nancy Flores, se dio porque ingresó por desconocimiento al ‘nido de los terroristas’ en el centro poblado Kepashiato, distrito de Echarate, provincia de La Convención (Cusco).

En diálogo con RPP Noticias, el general manifestó que un error de ese tipo se puede dar en la selva, donde será difícil capturar a los secuestradores de los 36 trabajadores del consorcio Camisea.

“Este helicóptero de la Policía fue directamente a lo que podríamos decir un ‘nido de terroristas’, a la ‘boca del lobo’”, refirió al expresar su solidaridad con los deudos de la oficial que falleció.

Guibovich dijo que no se puede atacar a los terroristas directamente porque habría pérdida de vidas, sino se cerca con tropas la zona, que fue lo que precisamente se hizo para ejercer presión sobre los delincuentes.

Indicó que en este momento los subversivos se han dispersado en grupos de cuatro o cinco, y la única manera de combatirlos es con inteligencia operativa.
 
Para el general del Ejército, el secuestro no tuvo como finalidad un botín económico, sino que tiene una connotación política del ‘camarada José’, que lidera en el Huallaga.

Subrayó la inducción y el adoctrinamiento que habrían aplicado los terroristas sobre sus rehenes en los cinco días que estuvieron retenidos. No descartó además que entre los secuestrados haya habido colaboradores de los delincuentes.

Cabe señalar que los dos policías que acompañaban a la copiloto Nancy Flores en el helicóptero atacado, José Astuquilca Vásquez y César Vilca Vega, aún se encuentran desaparecidos, según indican medios periodísticos.