Wikimedia

La jueza Juana Mercedes Caballero García, del Segundo Juzgado Penal Nacional, defendió este viernes la resolución que liberó a 16 personas supuestamente involucradas en actos de colaboración con el terrorismo y aseguró que la fiscalía "no presentó pruebas".

Según dijo, en una nota de prensa difundida por el Poder Judicial, el Ministerio Público "solo presentó testimonios a modo de prueba de la participación de los detenidos en los actos ilícitos", y que, estos "fueron desacreditados en audiencia pública".
 
Asimismo, enfatizó que "no hubo audios ni evidencia que vinculara a las personas liberadas con los hechos", y que el fiscal a cargo del caso, aceptó "que todos los involucrados tenían trabajo y domicilio conocido"

"Con lo que se elimina una de las razones por las cuales se podría dar prisión preventiva", manifestó.
 
De otro lado, la magistrada señaló que durante la audiencia se debatió sobre la existencia de antecedentes penales de los implicados, "pero que la fiscalía dijo que estos no presentaban historial de este tipo".
 
Por su parte, la magistrada - coordinadora de la Sala Penal Nacional, Inés Villa Bonilla, explicó que "a todos (los implicados) se les ha impuesto reglas de conducta e impedimento de salida del país".
 
Finalmente, la jueza Caballero indicó que originalmente eran 26 los detenidos y que fue la fiscalía quien dio libertad a 10 de estos, solo pidiendo la prisión preventiva para los 16 restantes.

Como se recuerda, las personas vinculadas como colaboradores de los remanentes de Sendero Luminoso fueron capturados durante operativos simultáneos en Ayacucho, Cusco, Huancavelica, Junín y Pasco.

Ello porque se habría encontrado evidencias de su apoyo logístico y financiamiento a la organización terrorista conformada por los hermanos Quispe Palomino en la zona del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Tras su llegada a la capital y puestos ante el sistema judicial, el Segundo Juzgado Penal Nacional dispuso, el pasado 13 de octubre, la comparecencia restringida para los 16 presuntos colaboradores.

ANDINA