Foto: Andina (referencial)

Los cancilleres de los países de Unasur exigirán este viernes, en la reunión de la OEA en Washington, que se respete la inviolabilidad de la embajada de Ecuador en Reino Unido, y que exista diálogo entre ambos países, informó el canciller peruano Rafael Roncagliolo.

Explicó que esta es la decisión que adoptó por unanimidad el concejo de cancilleres de Unión de Naciones Suramericanas, reunido el pasado fin de semana en Guayaquil, Ecuador, y que Perú, como presidente pro tempore del bloque, se encargará de ratificar.

En ese encuentro, los países del bloque suramericano acordaron apoyar a Ecuador ante la advertencia del Reino Unido de ingresar a la embajada ecuatoriana en Londres con el fin de intervenir a Julian Assange, fundador de WikiLeaks.

“Nosotros exigimos que se respete los convenios internacionales que establecen la inviolabilidad de los locales diplomáticos, como es el caso de la embajada ecuatoriana en Londres, y llamamos al diálogo entre Reino Unido y Ecuador para tratar el problema del asilo, que es un asunto bilateral”, declaró a la Agencia Andina.

Roncagliolo, quien viajará en las próximas horas de Venezuela, donde cumple una visita oficial, a la capital norteamericana, dijo que este es el único tema que se tratará en la reunión de Cancilleres de la OEA.
 
Refirió que ellos defienden el asilo diplomático, porque es una institución propia de América Latina, que tiene como uno de sus casos emblemáticos el otorgado por Colombia al líder aprista Víctor Raúl haya de la Torre, en la década del 50.

Anotó que Unasur insistirá en su llamado al diálogo entre Ecuador y Reino Unido, para solucionar el impasse generado por el asilo otorgado al creador de WikiLeaks, que ha filtrado cientos de miles de despachos confidenciales militares y diplomáticos de Washington.

Ecuador ha señalado que otorgó el asilo ante la falta de garantías por parte del Reino Unido y Suecia de que Assange no sería extraditado a un tercer país, donde su vida podría correr peligro.

Suecia ha pedido a Londres la extradición de Assange por acusaciones de presunta violación y ataque sexual.

ANDINA