Sepa qué fue la Operación Cóndor

Básicamente, es el nombre con el que es conocido el plan de coordinación de operaciones entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur de América con la CIA de Estados Unidos, llevada a cabo en las décadas de 1970 y 1980.

Un juez federal argentino pidió la captura internacional del expresidente Francisco Morales Bermúdez (1975-1980), acusado del secuestro de 13 opositores a su Gobierno que fueron llevados a Argentina como parte del llamado Plan Cóndor.

Pero, ¿qué fue la Operación Cóndor? Básicamente, es el nombre con el que es conocido el plan de coordinación de operaciones entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur de América  (Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia) con la CIA de Estados Unidos, llevada a cabo en las décadas de 1970 y 1980.

La enciclopedia virtual Wikipedia refiere que esta coordinación se tradujo en "el seguimiento, vigilancia, detención, interrogatorios con apremios psicofísicos, traslados entre países y desaparición o muerte de personas consideradas por dichos regímenes como "subversivas del orden instaurado o contrarias al pensamiento político o ideológico opuesto, o no compatible con las dictaduras militares de la región"".

"El Plan Cóndor se constituyó en una organización clandestina internacional para la práctica del terrorismo de Estado que instrumentó el asesinato y desaparición de decenas de miles de opositores a las mencionadas dictaduras, la mayoría de ellos pertenecientes a movimientos de la izquierda política", agrega la publicación.

En tanto, Susana García Iglesias, abogada argentina colaboradora del juez español Baltazar Garzón, describió a la BBC de Londres cómo funcionaba la coordinación: "Los opositores políticos eran detenidos en cualquier país y, luego, al ser reclamados por las autoridades represivas de cada gobierno, eran trasladados a su país de origen".

"Esta colaboración implicaba evidentemente el desconocimiento de las fronteras. Lo digo especialmente porque muchos de ellos en los últimos tiempos, a la hora de ser juzgados, apelan al argumento de la soberanía nacional", añade la letrada.