Foto: RPP

Dos colaboradores eficaces han señalado que fondos del gobierno regional de Áncash financiaron a la empresa Ilios Producciones, del prófugo Martín Belaunde Lossio, investigado por el caso “La Centralita”.

Según informa el diario Perú21, el colaborador N°006 confesó sobre el apoyo económico y logístico de la Sub Región Pacífico y el Proyecto Especial Chinecas a la citada empresa.

El testigo señaló que Jorge Burgos, ex jefe de Imagen del detenido presidente regional de Áncash César Álvarez, dio indicaciones a Carmina Cortez, gerente de Abastecimiento de Chinecas, para que en varias ocasiones dispusiera la asignación de viáticos y movilidad para grabar las actividades de la detenida autoridad.

“Cuando trabajé en mi casa, ella (Carmina) me indicó que vaya a la tienda Company para que saque discos duros a nombre de Chinecas. También saqué una impresora y una batería para laptop”, indicó el N°006 refiere el rotativo.

Por su parte, el colaborador N°007 reveló que los choferes que trabajaban para Chinecas se encargaban de trasladar al personal periodístico de Ilios Producciones.

Contó que en una ocasión, César Álvarez ordenó viáticos para un grupo de periodistas, y que en algunas ocasiones su ex jefe de Imagen, Jorge Burgos, le dijo que no se preocupara porque el consejero regional del lugar cubriría los gastos.

MÁS DE S/.329 MILLONES INVOLUCRADOS EN CORRUPCIÓN

De otro lado, el congresista Mesías Guevara, presidente de la comisión investigadora del caso Áncas, estimó que la red de corrupción en la región Áncash se habría quedado con alrededor de S/. 329 millones de dinero del Estado.

“La tarea que viene ahora es investigar  en dónde está ese dinero, en manos de quiénes se quedó, porque no necesariamente está con Álvarez. Para eso existen los testaferros”, manifestó el legislador en entrevista con el diario La República.