Martín Benavides, superintendente de la Sunedu. | Fuente: RPP Noticias

El jefe de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), Martín Benavides, cuestionó la objetividad de la Comisión de Educación que preside la fujimorista Tamar Arimborgo en la anunciada investigación que realizarán a esta institución. En entrevista con RPP Noticias, el funcionario aseguró que, pese a esto, continuarán con el proceso de licenciamiento, el cual esperan culminar en diciembre de este año.

"Nunca ha habido un tratamiento muy objetivo. Nunca nos han querido mucho en el Congreso, así que hemos crecido con esa manera de tratarnos, nos hemos fortalecido y lo importante es que nosotros no vamos a parar, vamos a seguir tomando las decisiones sea cual sea los intereses que se afecten", señaló.

En otro momento, Benavides reveló que uno de los procesos penales iniciados en su contra por parte de universidades que no han alcanzado su licenciamiento utiliza información reservada de la Comisión de Educación del Congreso. "Ahí claramente hay una vinculación que alguien tendrá que esclarecer", advirtió.

El superintendente también advirtió que la Sunedu, al ser un organismo autónomo creado por una ley, corre el riesgo de que el Congreso, al tener capacidad legislativa, pueda cambiar alguno de sus objetivos, la conformación de su consejo directivo, o su independencia. "Sí nos preocupa que en ese contexto donde estamos concentrados en ese objetivo (licenciamiento) surjan estas iniciativas de parte del Congreso", confesó.

Benavides reconoció que hay universidades no licenciadas que están impugnando estos resultados ante el Poder Judicial. Sin embargo, confió en que las autoridades judiciales respeten el proceso llevado a cabo. "Muchas de estas universidades cuestionan temas formales, ninguna va al fondo", dijo.

De igual modo, reconoció que las universidades a las cuales se les denegó su licenciamiento podrían continuar funcionando como institutos, siempre y cuando cumplan con el proceso de licenciamiento que lleva a cabo el Ministerio de Educación. "No es que la van a tener tan fácil tampoco", señaló.

"Estamos concentrados en cumplir nuestro mandato, en culminar el proceso de licenciamiento, de hacerlo bien, con toda la seguridad que tenemos que darle a la población de que en las universidades que se licencien cumplen con condiciones básicas de seguridad. Es un proceso difícil porque hay que tomar decisiones complejas", dijo.

Responde a cuestionamientos de la Comisión de Educación

En otro momento, el superintendente de la Sunedu reconoció que los actuales cuestionamientos de parte de la Comisión de Educación del Congreso se deben a intereses particulares, esto luego de que se revelara presuntos vínculos de la congresista Tamar Arimborgo, presidenta de este grupo, con una universidad no licenciada.

"Uno puede establecer algunas interpretaciones a partir de las opiniones de personas vinculadas a universidades que están tratando de impulsar esta comisión investigadora. Muchas de ellas tienen intereses en las universidades", señaló.

El funcionario recordó que la Sunedu ya ha sido investigada por la anterior gestión de la Comisión de Educación, la cual "no llegó a ningún resultado". Asimismo, señaló que se realizaron tres auditorías de la Contraloría y una externa. "Ninguna de esos procedimientos llegó a ninguna conclusión vinculada a corrupción", aseguró.

Finalmente, Benavides también informó que han presentado un informe actualizado a la comisión que preside Tamar Arimborgo con documentación que fue entregada en gestiones pasadas para intentar demostrar de esta manera que la Sunedu "no deja de dar información".

"No tememos a la investigación, yo a lo que temo es que estos intereses intenten frenar el avance de Sunedu y la respuesta ahí es muy clara: nosotros no vamos a parar, vamos a seguir para culminar este proceso, tal como el mandato de la Sunedu nos exige", dijo.

¿Qué opinas?