José Saldaña consideró que los lineamientos sobre la cuestión de confianza aprobados por el Congreso no han sido
José Saldaña consideró que los lineamientos sobre la cuestión de confianza aprobados por el Congreso no han sido "convalidados" por el TC | Fuente: Composición RPP

El último martes, el jefe del Gabinete, Aníbal Torres, informó al presidente del Congreso, José Williamsque presentará una cuestión de confianza para que el Parlamento debata y vote el proyecto del Ejecutivo que busca derogar la norma que regula dicho mecanismo constitucional.

Con la consiguiente respuesta del titular del Legislativo, declarando la solicitud como "no atendible", la insistencia del ministro y la puesta en agenda del debate respecto a la solicitud del Ejecutivo en la Comisión de Constitución, muchas voces se han manifestado respecto a la viabilidad de la pretensión del Gobierno.

Al respecto, el abogado y profesor de Derecho José Saldaña Cuba consideró que dicha situación es muestra del "enrarecimiento de los procesos constitucionales" que se ha "agudizado" durante el gobierno de Pedro Castillo, y que hay "varios errores que se están cometiendo" en el Ejecutivo y Legislativo.

"La cuestión de confianza todavía no se ha presentado formalmente porque, como señala la Constitución, esta presentación se hace ante el pleno del Congreso. Lo que ha ocurrido hasta el momento es un anuncio de que se presentará en el siguiente pleno (...) Sin embargo, ya a través de una carta, el presidente del Congreso ha declarado que ésta es una petición no atendible, lo cual algunos han interpretado como una suerte de inadmisibilidad”, indicó en Ampliación de Noticias.

En ese sentido, Saldaña calificó como "incoherente" que el titular del Congreso "declare inadmisible a una cuestión de confianza que todavía no ha sido presentada".

"Hemos pasado a un sistema parlamentario"

Sobre la figura de la cuestión de confianza, el especialista consideró que es "uno de los factores constitucionales centrales para el equilibrio de poderes" que establece la actual Constitución, por lo que su modificación por parte del Congreso ha representado la pérdida de dicho equilibrio.

"Es el elemento crucial que nos permite definir nuestro sistema como un sistema presidencial, porque, ante un enfrentamiento de poderes, el Ejecutivo va a tener siempre la posibilidad de pedir el respaldo y, en caso que se le deniegue en dos ocasiones, incluso proceder a la disolución constitucional del Congreso. Con la ley que se aprobó en el Congreso el año pasado, la Ley 31355, ese factor de equilibrio se ha perdido y hemos pasado, ya de facto, de un sistema presidencial a un sistema prácticamente parlamentario", explicó.

Según Saldaña, este equilibrio se ha perdido porque "se ha establecido una serie de limitaciones a la cuestión de confianza que no están establecidas de forma expresa en la Constitución".

"Como lo han manifestado en sus ponencias los magistrados (del TC)  Eloy Espinosa-Saldaña y María Elena Ledesma (…), hay una serie de cuestiones que, se puede decir, han menoscabado la capacidad que tiene el Poder Ejecutivo para enfrentar estas situaciones de tensión", sostuvo.

"Sentencia del TC no es una convalidación"

Por otra parte, respecto a la decisión del Tribunal Constitucional (TC) respecto a la modificación de la figura de la cuestión de confianza por parte del Congreso, Saldaña Cuba señaló que esto no representa una "convalidación" de la ley, porque no es lo que "en estricto" ha ocurrido.

"La sentencia del TC, yo creo que no puede ser interpretada como una convalidación de la ley porque lo que en estricto ha ocurrido es que el Poder Ejecutivo ha pedido que se declare inconstitucional esta norma y no se han alcanzado los votos. Ni siquiera los magistrados han coincidido en los fundamentos: 3 magistrados han votado en un sentido, uno por otro sentido y otros dos en otro sentido. De manera que lo único que ha ocurrido es que no se ha declarado inconstitucional la norma, no existe un procedimiento en el TC que uno pueda decir que la ley ha quedado convalidada", indicó.

Además, según dijo, la cuestión de confianza sigue siendo un dispositivo que "debería ser interpretado como un mecanismo abierto, que provee, como dice la sentencia del TC, un amplio abanico de oportunidades para que el Ejecutivo pueda recibir respaldo a sus políticas de Estado".

Posibilidades del Ejecutivo

Respecto a la posibilidad de plantear una cuestión de confianza, Saldaña Cuba indicó que aún el Ejecutivo tiene varias alternativas.

"Esto quiere decir que, en caso se llegara a presentar esta cuestión de confianza pidiendo la derogación de la Ley 31355, en realidad, el Ejecutivo frente al Congreso, todavía tiene varias alternativas posibles. Una de ellas sería presentar una nueva cuestión de confianza pidiendo la derogación a la modificación del Reglamento del Congreso que fue modificado a partir de esta ley el año pasado, por la Resolución Legislativa N° 4 en la que también se modifica el procedimiento de cuestión de confianza y se establece una cantidad de supuestos que no están en la Constitución", explicó.

Respecto al hecho de que lo que establece el Reglamento del Congreso tiene rango de ley, el especialista indicó que se podría pedir la derogación en tanto "tiene una repercusión directa en el ejercicio de la prerrogativa constitucional de la cuestión de confianza, lo cual también es una competencia del Poder Ejecutivo".

"La ley en este momento goza de una presunción de constitucionalidad y todos estamos obligados a respetarla, incluso el Ejecutivo. Sin embargo, también en el marco de la Constitución, se proveen alternativas para pedir respaldo a las políticas generales del Gobierno y, como parte de ese respaldo, pedir la derogación de normas aprobadas con rango de ley como es este caso, la Ley 31355 o, incluso, esas modificaciones al Reglamento del Congreso", precisó.

"Es altamente preocupante que se hayan establecido una serie de causales en las cuales el Congreso puede denegar la cuestión de confianza de manera liminar por considerar que no es competencia exclusiva", agregó.