Edwin Donayre ha sido desaforado y se enfrenta a una condena de cinco años de prisión.
Edwin Donayre ha sido desaforado y se enfrenta a una condena de cinco años de prisión. | Fuente: Congreso

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

El Pleno del Congreso aprobó sin votos en contra el levantamiento de la inmunidad del ex general Edwin Donayre, quien fue comandante general del Ejército antes de entrar a la política en las lista de Alianza para el Progreso. Sus propios compañeros de bancada votaron a favor del levantamiento, cumpliendo con el compromiso de no “blindar” a un general condenado a cinco años de cárcel por robar gasolina a su propia institución militar.

Pese a sus palabras patrioteras y sus reiteradas promesas de respetar a la Justicia, Edwin Donayre se halla en calidad de prófugo. Solo una congresista de Fuerza Popular, Esther Saavedra se abstuvo. Pero la congresista Karina Beteta sostuvo que la condena del general se produjo por las críticas que formuló al Lugar de la Memoria, luego de visitarlo disfrazado. Se trata del segundo congresista de APP que es desaforado y el último de una larga serie de congresistas que han sido sancionados por graves faltas éticas o infracciones constitucionales.

El caso de Edwin Donayre no hace sino confirmar la precariedad de los partidos políticos que reclutan con ligereza a sus cuadros y candidatos, sobre todo en el interior del país. Lo que equivale a decir que la Reforma Política se vuelve cada día más urgente, puesto que necesitamos partidos que convoquen a los mejores ciudadanos y no a los que ofrecen dinero sucio o popularidades fugaces. Sin embargo, la Comisión de Constitución no da prioridad a los doce proyectos presentados por el Ejecutivo, y en vez de eso, ha comenzado la discusión de proyectos parciales presentados por la congresista Patricia Donayre y el Jurado Nacional de Elecciones.

Crimen de odio

El principal diario de la capital de Estados Unidos, el Washington Post, publica un informe estremecedor sobre la personalidad del joven que atacó el pasado 27 de abril una sinagoga cerca de la ciudad californiana de San Diego, matando a una persona e hiriendo a tres más.  El artículo se basa sobre todo en el testimonio del pastor presbiteriano de la iglesia que frecuentaba el joven John Earnest, de 19 años, quien se halla detenido y acusado de crimen y terrorismo.

El pastor rebela que Earnest dejó una carta de siete páginas en la que justifica el acto que había decidido cometer. La razón principal invocada es que los judíos mataron a Jesús y que en consecuencia Dios agradecerá a quien contribuya a hacerlos desaparecer de la tierra. Pero los argumentos no son solo teológicos puesto que el fanatismo religioso del joven criminal se nutre también de la ideología supremacista blanca, que reprocha a los judíos su influencia en los principales medios de comunicación, lo que se emparenta con las teorías conspiracionistas que alimentaron el nazismo y causaron la segunda guerra mundial.

Esa ideología ataca en particular a ciertos filántropos judíos como George Soros, promotor de valores democráticos en su país natal, Hungría, y otras regiones del mundo, incluyendo en su momento el Perú. El pastor Mika Edmondson revela también que su discípulo estaba convencido de la necesidad de entrar en guerra contra el llamado “marxismo cultural”, que en su ambiente quiere decir sobre todo la promoción de las minorías étnicas y el reconocimiento del mismo valor de todas las comunidades raciales.

El artículo contiene un video con el testimonio del rabino que trató de interponerse a los tiros para salvar a los niños, quien ha lanzado un llamado a los líderes de todas las religiones para reafirmar el rechazo a la violencia. El padre y los hermanos del joven fanático han publicado una declaración para precisar que las ideas extremistas no las adquirió en el seno de su familia. Pastores, párrocos, imames y rabinos de California han hecho un llamado para no dejar que se confundan las enseñanzas de las religiones con prácticas terroristas. Reprueban también que, con intenciones distorsionadas, se cite pasajes de los libros fundadores de las tres religiones monoteístas, la Torá, la Biblia y el Corán.

Las cosas como son