Trabajo
El Frepap aseguró que su propuesta recoge “el sentir” de muchos ciudadanos. | Fuente: Andina

El proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral de 8 a 7 horas, y con un máximo de 42 horas semanales, debe ser visto con urgencia por el Congreso, dado que la iniciativa recoge el sentir de la ciudadanía, afirmó el congresista del Frente Popular Agrícola FIA del Perú (Frepap), Daniel Oseda.

En declaraciones a la agencia Andina, manifestó que a través del proyecto de ley de su autoría se busca poner en agenda este tema tan importante, debido a que las ocho horas de jornada laboral no se ha modificado en muchos años.

“Este proyecto debería ser tratado con suma urgencia en las comisiones ordinarias del Congreso, porque es muy necesario que este tipo de reformas sean realidad ya y que creo que tendremos el consenso necesario para poder efectuarlo”, señaló.

En ese sentido, explicó que parlamentarios de otras bancadas se están sumando a su propuesta, aunque todavía no en gran número.

Recoger sentir de la ciudanía

Oseda aseguró que su propuesta recoge “el sentir” de muchos ciudadanos, así como la sugerencia que viene planteando la Organización Internacional de Trabajo (OIT), algo que ya vienen aplicando otros países de la región como Colombia, Ecuador y Chile.

“Ellos ya vienen manejando distintos tipos de horarios de jornada laboral por semana. Chile, por ejemplo, tiene una jornada semanal de 45 horas y están proponiendo bajarlo a 40 horas”, sostuvo.

Asimismo, explicó la reducción de la jornada laboral es una medida “bastante propicia” porque a través de ella los trabajadores tendrán un ambiente laboral bastante favorable y se sentirán apreciados.

“Lo que se propone es que ellos tengan un mayor espacio familiar, mayor espacio social en los que puedan desarrollar otras funciones como estudios, así como diversas actividades y quehaceres particulares al margen del trabajo”, añadió.

Reducción de estrés

Igualmente, el parlamentario consideró que otro beneficio para el trabajador con la reducción de las horas de trabajo, sería dejar atrás el estrés laboral generado por largas jornadas.

“Con esta iniciativa habrá menos agotamiento en las capacidades mentales, menos estrés familiar que también es un punto que se nota hoy en día, lo que redundará en una mayor productividad y mejor desempeño laboral”, agregó.

Por último, Oseda señaló que la reducción de la jornada laboral, de ocho a siete horas, no implica la reducción del sueldo del trabajo, al tiempo que esta medida, de ser aprobada, será implementada tanto en empresas estatales como privadas.

(Andina)