Mauricio Mulder dijo ser un “escéptico” sobre los resultados del diálogo convocado por el Gobierno. | Fuente: Andina

El congresista aprista Mauricio Mulder advirtió que el Poder Ejecutivo podría presionar el Legislativo con una disolución si es que no se aprueban las reformas votadas en el referéndum pasado.

En Enfoque de los Sábados, el aprista aseguró que tras la negarle el voto de confianza al ex jefe del Gabinete Fernando Zavala ahora el Gobierno tiene “el comodín en la mano” si es que hay alguna obstrucción a las reformas.

¿Qué va a ganar el Perú con una disolución del actual Congreso? Hacer una elección para un año y medio, dos años. Esas cosas hay que ponerlas en la mesa, porque no queremos en el Congreso que se siga profundizando la inestabilidad política”, remarcó.

En ese sentido, dijo ser un “escéptico” sobre los resultados del diálogo convocado por el Gobierno ya que -en su opinión- no se busca un consenso, sino que se aprueben las reformas sin oposición.

Ahora los proyectos de ley van a venir y vamos a tener que aceptar sí o sí, porque de lo contrario nos va a decir “mañosos”, “tramposos”, “congresistas eternos”, “obstruccionistas””, apuntó el legislador.

La visión fujimorista

Por su lado, la congresista Luz Salgado (Fuerza Popular) dijo que el presidente Martín Vizcarra en su reciente Mensaje a la Nación culpó al Legislativo “de todo” y cuestionó que haya utilizado calificativos “que no merece una institución el voto popular”.

“Las instituciones están como un contrapeso de poderes, no están por gusto. Si no nos vamos a una dictadura, a una autocracia”, remarcó la expresidenta del Congreso.

La fujimorista reconoció que hay “casos singulares” de congresistas que con sus actitudes han mellado la imagen del Congreso, pero “no quiere decir que toda la institución esté en ese plan de contradecir u obstaculizar”.

“Lo que no se puede es echarle la responsabilidad de cosas que le competen al Ejecutivo, como la ejecución presupuestal, por esa falta de capacidad gerencial echarle la culpa al Congreso. El Congreso no tiene que ver con la disminución de la anemia. No más confrontación”, reclamó.


¿Qué opinas?