El congresista no agrupado Edward Málaga presentó la tercera moción de vacancia presidencial el último martes, 29 de noviembre. La iniciativa contó con la firma de 67 legisladores.
El congresista no agrupado Edward Málaga presentó la tercera moción de vacancia presidencial el último martes, 29 de noviembre. La iniciativa contó con la firma de 67 legisladores. | Fuente: Congreso

El congresista no agrupado Edward Málaga, quien impulsa la tercera moción de vacancia contra el mandatario Pedro Castillo, afirmó este sábado que, de no progresar el pedido de destitución presidencial, el principal perjudicado sería el país ante la permanencia del jefe de Estado.

En Enfoque de los Sábados, el legislador señaló que no solo está en juego la permanencia del Congreso, sino también la “democracia” y “el futuro del país". Así, recalcó que la salida de Castillo Terrones de Palacio de Gobierno es una “gran oportunidad” para mitigar la crisis política.

“Si pierde la vacancia, pierde el Perú porque es una gran oportunidad de llegar a esa solución que tantos piden: el famoso “que se vayan todos”, que debería significar un adelanto de elecciones con reformas. Irnos al adelanto sin las reformas es un salto al vacío, o sacar al presidente y no hacer nada más es otro salto al vacío”, precisó.

“Si no prospera la vacancia, tendremos que darle el voto de confianza o debatir el voto al Gabinete de Betssy Chávez, y muchos no estamos de acuerdo con darle esa confianza. Así que en este momento ya no se trata de pensar en las balas de plata, sino de defender el foro institucional”, agregó.

¿Están asegurados los 87 votos?

Aunque se mostró confiado en que se conseguirán los 87 votos requeridos para destituir del cargo al exmaestro chotano, Málaga-Trillo se abstuvo de hablar de cifras concretas hasta el día del debate de la moción, pues -estimó- algunos de sus colegas, que inicialmente firmaron el documento, podrían cambiar de opinión a la hora de la votación.

“Confío en que es posible [lograr los votos]. Al momento de presentar [la moción] hemos registrado un número que supera los 87, pero el día a día -mientras más se dilate esto- van a haber movidas de congresistas que apoyaban y ahora no apoyarán, o congresistas que no apoyaban y ahora apoyarán. Prefiero reservar esta discusión para el día del debate”, indicó.

En ese sentido, el legislador negó que el Congreso pretenda quedarse con el poder ante una eventual vacancia de Pedro Castillo. Recalcó que, en caso prospere la destitución presidencial, corresponderá que la vicepresidenta de la República, Dina Boluarte, asuma el cargo.

“No significa que si se va el presidente gobierna el Congreso. No se le está entregando el poder al Congreso, hay una sucesión presidencial que hay que respetar. Corresponde a la señora Dina Boluarte asumir las riendas del país y darle una salida temporal, un adelanto de elecciones y una transición democrática”, explicó.

Consultado por cuál será la situación del Parlamento en caso no prospere la vacancia presidencial, Málaga descartó que se trate de una “última oportunidad” y afirmó que el Congreso, en cumplimiento de su rol constitucional, continuará fiscalizando las acciones del Ejecutivo.