José Chimpler, Mark Vilanela, Keiko Fujimori y Vladimiro Huaroc
José Chimpler, Mark Vilanela, Keiko Fujimori y Vladimiro Huaroc | Fuente: RPP

Keiko Fujimori presentó su fórmula presidencial de cara a las elecciones 2016 y confirmó a José Chlimper, exministro del gobierno de Alberto Fujimori en el año 2000, como primer vicepresidente y al invitado Vladimiro Huaroc quien será el segundo vicepresidente. Todo esto en un mitin donde cientos de personas se reunieron en el distrito limeño de Comas.

Luego de que ambos candidatos a vicepresidentes hiciesen su aparición y dieran un breve discurso proselitista ante los asistentes, llegó el turno de Keiko Fujimori quien rápidamente enfiló sus baterías contra el presidente de la República Ollanta Humala y calificó su gestión de "incapaz" y "frívola"

"Han pasado cinco años y lamentablemente nos gobernó la incapacidad y la frivolidad y las cifras de crecimiento lamentablemente no llegó a los pueblos y no se transformó en obras que todos esperábamos", espetó la lideresa de Fuerza Popular.

Por otro lado, criticó la manera del presente gobierno de resolver conflictos sociales y consideró que estuvieron siempre de lado de las empresas más que del pueblo. Keiko Fujimori ofreció priorizar las necesidades del pueblo respecto de este tema en un discurso que fue aplaudido por sus seguidores.

Keiko Fujimori presentó a Chlimper y Huaroc como vicepresidentes | Fuente: RPP

"Vimos diferentes conflictos en la que lamentablemente varios peruanos perdieron la vida. Tenemos que cambiar eso dialogando con el pueblo, entendiendo el rol del Estado que es ser árbitro, que es canalizar los intereses de la empresa privada y la comunidad, pero en ese rol no podemos permitir lo que ha hecho este gobierno que es ponerse de lado de la empresa sino tenemos que ponernos de lado del pueblo", dijo.

Finalmente apuntó a conseguir un país reconciliado entre minería y agricultura para conseguir el desarrollo ahnelado. Fujimori Higuchi lidera las intenciones de voto según los últimos sondeos con más del 30% de intención.

"Queremos que el Perú siga recibiendo inversiones pero se tienen que dar con respeto al medio ambiente, con responsabilidad social y de la mano de las comunidades. Aspiramos a que haya una sana convivencia entre la agricultura y la minería pero sobre todo que haya un actuar con oportunidades por parte del Estado. No esperar a que el conflicto brote sino anticiparnos a los problemas".