A la fecha ningún gobierno regional alcanza el 50% de ejecución del presupuesto COVID-19

Gobernadores consultados indican que la burocracia es el gran impedimento para la rápida ejecución de estos recursos. Expertos recomiendan poner más atención desde el Ministerio de Economía. El MEF espera que el indicador de porcentaje de ejecución con respecto al presupuesto asignado se incremente en las próximas semanas

Entrega de productos comprados por covid-19
Gobiernos regionales vienen ejecutando el presupuesto asignado para enfrentar la COVID-19 | Fuente: Andina

A diario vemos las carencias que existen en la mayoría de los hospitales, o a personas que en general viven en el país, sin poder hacerle frente al nuevo coronavirus. La frustración es mayor cuando al ingresar al registro de ejecución presupuestal, elaborado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), se observa que solo 5 regiones, de las 25 en su conjunto, están cerca de alcanzar el 50% de ejecución de los recursos asignados desde el gobierno en el día 96 del estado de emergencia por el brote de la COVID-19.

Las regiones que están cerca de llegar al 50% de ejecución presupuestal son Callao (46,1%), Lima (43,6%) La Libertad (43,8%), Junín (42,3%), Tacna (40,4%) Distinto es el panorama con San Martín (16,8%) y Moquegua(19,5%), ubicadas en los últimos puestos de la lista.

Regiones que sí han sido duramente golpeadas por la COVID-19 presentan similar situación respecto al consumo de recursos asignados. Piura a la fecha solo ha utilizado el 30,3% de los recursos asignados. En similar situación se encuentran Loreto con el 29,4% de presupuesto ejecutado; e Ica con 33,9%. El avance total de los recursos usados por las gestiones de los 25 gobernadores regionales se encuentra en un 32,3%.

Más dinero para las regiones en tiempos de COVID-19

Desde el MEF informaron que al 17 de junio del presente año fiscal se ha autorizado la transferencia de recursos a los gobiernos regionales por un total de S/.237 millones para afrontar la COVID-19 a través de cuatro decretos de urgencia (DU 026-2020, DU 025-2020, DU 039-2020 y DU 065-2020), dos decretos supremos (DS 098-2020 y DS 142-2020) y una resolución ministerial (RM 069-2020).

Los temas priorizados en cada uno de estos dispositivos legales incluyen el financiamiento de acciones de bioseguridad, acondicionamiento y habilitación de espacios físicos, contratación de personal para garantiza la adecuada provisión de los servicios de salud, financiamiento de equipos de respuesta rápida y de seguimiento clínico, alojamiento temporal de personas en cuarentena, visitas domiciliarias y seguimiento a adultos mayores y personas con discapacidad, adquisición de insumos e instrumentos médicos, implementación de equipos de respuesta rápida en mercados de abastos y otorgamiento de la bonificación extraordinaria (Decreto de Urgencia N° 026-2020)

Además, aseguran que están realizando un monitoreo y seguimiento diario a la ejecución de los recursos mediante los reportes de la Consulta Amigable COVID. Reconocen también que se puede lograr un mayor avance mediante la resolución de problemas vinculados con la provisión de insumos y de equipamiento en los mercados de abastecimiento y en la contratación de personal para los establecimientos de salud. Los gobernadores y quienes ejecuten el presupuesto asignado no están solos, afirman también que se han venido realizando reuniones virtuales de asistencia técnica con los representantes de los gobiernos regionales para garantizar la adecuada ejecución de sus recursos.

Esperan que el indicador de porcentaje de ejecución respecto al presupuesto asignado se incremente en las próximas semanas.

Instalación del Comando de Operaciones COVID-19 en Loreto para frenar el avance de la epidemia y fortalecer los servicios de salud.
Instalación del Comando de Operaciones COVID-19 en Loreto para frenar el avance de la epidemia y fortalecer los servicios de salud. | Fuente: Presidencia de Consejo de Ministros

La reacción de los gobernadores

Desde los gobiernos regionales consultados para este informe admitieron los cuestionamientos por la lenta ejecución del presupuesto asignado para enfrentar la pandemia, sin embargo, explicaron los motivos de esas cifras.

El gobernador de Ica, Javier Gallegos, dijo que la burocracia tiene mucho que ver con esta lentitud: ¨Hoy necesitamos que todo se descentralice y la burocracia siempre va a estar ahí, centraliza muchas veces y nos perjudica, es un problema que afecta a todas las regiones del Perú¨. Explicó además el largo proceso que se tiene que cumplir incluso en medio de esta emergencia sanitaria: ¨Todo el que vende quiere que les paguen en el acto, pero en la institución pública no es así, tiene que haber un trámite correspondiente, por lo menos dura como una semana para pagar, pero quienes venden no esperan una semana".

En el gobierno regional de Loreto la situación es similar. El gerente general regional, Manuel Noriega, dijo que ellos tenían un avance mayor al 40%, sin embargo, actualmente ha bajado porque en estos días se ha incorporado casi 12 millones de soles al presupuesto. Comentó además los factores que impiden una rápida ejecución presupuestal: ¨Nosotros tenemos el soporte del Ministerio de Economía, inclusive el monitoreo para la ejecución presupuestal, pero hay otros elementos que hacen que esto se retrase. Por ejemplo, cuando se dio la pandemia falleció el gerente de desarrollo económico, el gerente de seguridad ciudadana, el representante de COER, inclusive un consejero regional, todo esto generó una especie de pánico¨.

Comentó también lo complicado que ha sido conseguir implementos de seguridad frente al brote de la COVID-19”. ¨Tampoco había insumos en el mercado nacional, entonces también nos limitaba ejecutar el presupuesto, aparte había productos sobrevalorados únicos en venta y ha intervenido la fiscalía, eso ha hecho que los funcionarios tengan temor, nosotros estamos tratando de agilitar los procesos y dejar a un lado el síndrome de papelitis¨ añadió. 

 

 

Burocracia durante el estado de emergencia

El pasado 15 de junio el presidente Martín Vizcarra afirmó: "Estamos lejos de ser un ejemplo de eficiencia como Estado, tenemos tantas fallas, tantos problemas de carácter burocrático". Hizo una similar mención el día 4 de junio, reconociendo fallas en la entrega a tiempo de bonos: “Trabajaremos en este mes para llegar con los bonos a 2 millones de hogares que no recibieron nada. Disculpen la demora, es parte del sistema burocrático que tenemos. Vamos a llegar a esos hogares que no han recibido el bono”.

Desde Proética, Samuel Rotta, director ejecutivo, afirma que existe un problema de capacidad en el recurso humano con la tarea de ejecutar las compras: ¨Le he escuchado al Contralor, Nelson Shack, que el régimen de contratación de emergencia es poco conocido, hay  funcionarios que no están capacitados en ese tipo de ejercicios, esto además tiene que ver con problemas como la burocracia que existe y con la falta de manejo en las herramientas para hacer las contrataciones directas en periodo de emergencia¨

Ante este problema imposible de solucionar durante el estado de emergencia por la COVID-19, Rotta dijo que se pudo haber incorporado soluciones mixtas centralizadas: ¨De esa forma se quita un poco de discrecionalidad al momento de realizar compras bajo este esquema que también permite regularizar la documentación hasta 30 días después, con lo cual los riesgos de corrupción aumentan, algo que se ha mostrado en los reportes que viene haciendo el fiscal anticorrupción¨. A través del portal de Proética también se puede obtener el avance del presupuesto ejecutado por distintas instituciones.

El Presidente Martín Vizcarra hizo referencia a la burocracia que impide acelerar los procesos  durante el Estado de Emergencia
El Presidente Martín Vizcarra hizo referencia a la burocracia que impide acelerar los procesos durante el Estado de Emergencia | Fuente: Agencia andina

¿Qué opinan los economistas frente al avance de la ejecución presupuestal COVID-19?

Conversamos con tres expertos en economía, dos de ellos exministros del sector, para que nos dieran su punto de vista frente al avance de la ejecución del presupuesto COVID-19

 

Marcel Ramírez, David Tuesta, Alfredo Thorne
Marcel Ramírez, David Tuesta, Alfredo Thorne

David Tuesta
Ex ministro de Economía

"Es un tema estructural que se ha ido acentuando a lo largo del tiempo por dos factores. Las funciones hacia el gobierno descentralizado se han ido incrementando de acuerdo a la propia ley del presupuesto. Esto no ha venido de la mano de un proceso de capital humano, se ha deteriorado de manera acelerada muy influenciado por los cambios políticos, por la falta de control de alguna manera abierto a que alguien cambie el proceso de contratación, licitación, para que encaje algún tipo de favoritismo lindando con la corrupción. Estas cosas al final terminan haciendo que los procesos de ejecución sean malos y cada vez peores. Quizá se pudo haber pensado en hacer algún tipo de esquema de emergencia de compras, que la ejecución por este estado de emergencia nacional se centralice o se contrate a alguien del sector privado que sepa hacerlo, decisiones que son de emergencia".

Alfredo Thorne
Ex ministro de Economía

"No ejecutan porque son malos, si no tienen las competencias hay que llevársela, ¿no? Si se está en un estado de emergencia lamentablemente tienes que centralizar todos estos gastos y de repente el Ministerio de Salud debió centralizarlos. Esto de darle, por ejemplo, lo que se les dio a las municipalidades. Sabemos que las municipalidades no saben hacer compras y el Ministerio de Economía tiene una central de compras, entonces, ¿por qué no se utilizó la central?  Yo veo ahí como una mala planificación y ejecución de parte del gobierno, no le atribuiría esto ni a las municipalidades ni gobiernos regionales, ellos no tienen gente y durante la COVID-19 pues no van a solucionar este problema de falta de gente".

Marcel Ramírez
Economista de la Escuela de Gestión Pública de la UP y columnista de RPP Noticias

"Uno podría pensar, tres meses para adquirir bienes que son necesarios por COVID-19 es algo de uso urgente por parte de la población o del personal de salud. Podríamos esperar que esto debería tener un avance al menos de 60%, bajo ese criterio estaríamos bajo una ejecución algo lenta de recursos, especialmente considerando que son bienes de vital importancia para la población o para los trabajadores de salud, para quien este dirigido. Nosotros siempre atribuimos al tema de problemas de gestión, por desconocimiento o poca experiencia del personal que ejecuta, también algunos procesos pudieron haberse detenido por problemas administrativos, que también se ha detectado. Hemos visto problemas de corrupción o de sospecha de corrupción y eso hace detener todos los procesos. Creo, además, que ha faltado supervisión o acompañamiento de parte de las autoridades del gobierno central para asegurar que las compras se den".