El Gobierno extendió el Estado de Emergencia hasta el 30 de junio. | Fuente: RPP Noticias

El presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, señaló que el objetivo del Gobierno con la decisión de ampliar el Estado de Emergencia hasta el 30 de junio es frenar el impacto de la COVID-19 en el país. En entrevista con RPP Noticias, manifestó que la expectativa del Ejecutivo es lograr una mejor capacidad de respuesta que permita, incluso, acortar este periodo; no obstante, recordó que, mientras no exista una vacuna, no es posible garantizar un plazo final para la cuarentena.

"En la expectativa de que esto vaya evolucionando favorablemente, que la ciudadanía tome conciencia, y en paralelo mejorar la infraestructura, esperamos que en este periodo de prórroga pueda acortarse; sin embargo, somos realistas de que todavía no hay nada definido en el panorama científico que nos permita cuantificar periodos de tiempo, 30 de junio o 30 de julio. Sin embargo, tenemos que dar medidas que nos permitan poder ordenarnos en la toma de decisiones y en la parte logística y operativa", señaló.

Luego de mencionar que, pese al esfuerzo de la comunidad científica internacional, hasta el momento no se ha podido crear una vacuna contra esta enfermedad, el jefe del Gabinete señaló que la decisión del Gobierno de incrementar 20 mil camas de hospitalización y 2 mil unidades de UCI no implica reconocer un desborde mayor de casos en el país.

"Pudiera sonar un poco osado decir que nos vamos a dotar de 20 mil camas de hospitalización y 2 mil unidades de UCI. ¿El Gobierno está pensando en la posibilidad de que esto se incremente de manera desmesurada? No, lo que sucede es que esta coyuntura nos ha permitido visualiza un deficiente sistema de salud y no es un mal de hoy, es histórico", señaló.

"Esto no estaba en nuestros cálculos"

En otro momento, lamentó que la labor de contención ante la COVID-19 se ve afectada por la deficiente infraestructura "que hemos venido arrastrando". En ese sentido, dijo que las recientes compras de camas de hospitalización y unidades UCI buscan "dejar un legado de que estamos en la perfecta capacidad de poder acudir a rectificar estas graves deficiencias".

"La materia Salud no fue prioridad para nosotros y hoy más que nunca que la necesitamos como un aliado de contención ante este virus, no tenemos esa capacidad de respuesta porque tiene graves limitaciones, por eso estamos acudiendo a una recuperación y un reposicionamiento para poder estar en mejores condiciones", dijo.

Zeballos insistió en que estas graves limitaciones que afectan al tratamiento de la COVID-19 tienen su origen en fallas del Estado "por las graves omisiones en las que hemos incurrido en décadas". Al respecto, recordó en febrero de este año el país ya estaba advertido de los primeros casos de esta enfermedad en Europa y, pese a esto, veían lejana esta posibilidad.

"La realidad nos está corrigiendo la plana de forma abultada porque no estaba en nuestros cálculos más ponderados que esto pudiera acontecer en el país. Esto está pasando no solo en el país. Sistemas de Salud con mayores potencialidades están llegando a situaciones límites. No es momento de asumir culpas, es momento de asumir responsabilidades", anotó.

¿Qué opinas?