Luis Castañeda: "Es tiempo que no nos sometamos a abusos de quien constitucionalmente es un usurpador"

Durante la audiencia en la que se evalúa su apelación, el exalcalde de Lima señaló que la prisión preventiva que afronta "es el precio que tengo que pagar por defender los derechos humanos". Magistrados dejaron al voto su decisión.

Judiciales
El exalcalde de Lima declaró ante los jueces que evalúan la apelación a su prisión preventiva.
00:00
Luis Castañeda cumple una orden de prisión preventiva en su contra. | Fuente: RPP Noticias

El exalcalde de Lima exhortó a los magistrados que integran el Tribunal de Corte Especializada que esta mañana evaluaron la apelación que presentó a la decisión de la jueza María Álvarez Camacho de dictar 24 meses de prisión preventiva en el marco de la investigación que se le sigue por su presunta vinculación en el caso OAS.

"Tengo las fuerzas suficientes, ya veré cómo me las ingenio para vivir, pero viviré y seguirán mis ideas iguales de fuertes. Hoy no me someto al poder político, confío en un Poder Judicial que haga valer su autonomía, que no se someta. Es momento que los peruanos nos pongamos de pie, que ya es tiempo que (no) nos sometamos a abusos de quien constitucionalmente es un usurpador y que será sometido por más de 50 procesos que tiene", señaló.

En la parte final de la audiencia, el fundador de Solidaridad Nacional tomó la palabra vía videoconferencia desde el penal Miguel Castro Castro para advertir sobre su delicado estado de salud. Al respecto, detalló que ha tenido "varios infartos", además de haber sido sometido a varios chequeos, el último realizado esta semana.

Luego de sugerir que un a junta médica evalúe la estado de salud, el exalcalde cuestionó que en el centro penitenciario donde se encuentra internado no hay ambulancia ni "ningún elemento de diagnóstico" que ayude a evaluarlo. De igual modo, señaló que ante cualquier emergencia tendría que pasar por una serie de trámites antes de poder ser trasladado.

"En esa situación de carencia están todos los penales donde se pisotea los derechos humanos. No lo hablo por mí, lo hablo por los tuberculosos que están durmiendo en otro pabellón. ¿Quién los atiende, qué crueldad es esa? Hoy se especula mucho sobre la prisión preventiva, pero si ese es el precio que tengo que pagar por defender los derechos humanos, por defender mis derechos, pues bienvenido sea, pero que se sepa que eso está al margen de las personas", dijo.