Tuvimos a prueba a los Bose 700 con cancelación de ruido | Fuente: RPP

El mercado de audífonos ha cambiado radicalmente, y en gran medida por demandas del mundo móvil. La necesidad de consumir más contenido, extender los tiempos de escucha de podcast y otros formatos, además de acceder a funciones más allá del entretenimiento y la independencia de cables son factores que han propiciado una vasta implementación en accesorios que, hasta cierto momento, fueron relegados a un selecto grupo de fanáticos de la música.

Esta es la caja en que viene el equipo | Fuente: RPP

En ese contexto, marcas como Sony y Bose han sabido liderar el segmento de audífonos con cancelación de ruido, un aditivo necesario que permite eliminar, con frecuencias contrarias al entorno del sujeto, el sonido que rodea al usuario y priorizar en planos la música o el contenido multimedia que quiere disfrutar. Los Bose 700 son, en parte, la evolución de los modelos emblemáticos de la firma estadounidense que tuvo en el QC 35 II su punto más alto hasta el momento.

En esta nota repasamos algunos puntos que debes tener en cuenta si estás interesado en adquirirlos:

Un diseño más ligero y actual. Su combinación de materiales y refuerzo de almohadillas inteligentes en partes claves de la estructura permiten que sea un equipo ligero y cómodo. Tiene un diseño más estilizado que el Bose QC 35 II, y las bocinas tienen un perfil más dinámico en acabados. Sus 254 gramos se agradecen en viajes largos, pues casi no se sienten en jornadas largas.

Input de 2,5mm en el Bose 700 | Fuente: RPP
Botón del asistente y el de bluetooth en la bocina derecha | Fuente: RPP

Menos botones y más partes táctiles. A diferencia de otras versiones, Bose decidió trasladar la interacción del usuario a sensores alojados en la bocina derecha, en lugar de poblar de botones los laterales. Sobre el logo de BOSE se aloja el sistema táctil que permite adelantar, retroceder, pausar o reproducir tracks, o atender y colgar llamadas. Los botones que quedan son el de cancelación de ruido – base de la bocina izquierda – y los de conexión y asistente – base de la bocina derecha -.

Puerto USB-C de carga en el Bose 700 | Fuente: RPP

Puerto USB-C, pero el mismo cable de audio. Una evolución importante respecto a los modelos anteriores, y frente a Sony y AKG, es la inclusión de un puerto actual: USB-C para carga de energía. Ahora podemos acumular hasta dos horas de reproducción continua con solo 15 minutos de carga, y un total de 20 horas a carga completa. Sin embargo, Bose decide mantener el plug de 2,5mm en la base del equipo, por lo que te recomiendo comprar un cable más. Te dejo un link para un repuesto con conector USB-C para smartphones que no traiga puerto para audífonos.

Así lucen los audífonos Bose 700 en su case de viaje | Fuente: RPP

La conectividad se extiende y mucho. En teoría, el rango de conexión se extiende hasta los 10 metros, pero me ha sorprendido la estabilidad de esta. Durante un vuelo a Miami, me paré de mi asiento hacia el baño – unas seis filas más allá de mi ubicación -, usé los servicios y volví a mi lugar casi sin darme cuenta de que seguía escuchando el podcast que reproducía. Solo al volver a sentarme caí en cuenta que los audífonos se mantuvieron conectados al iPhone 11 todo el rato, y al cerrar la puerta del baño del avión no hubo ningún tipo de interferencia. Lo bueno es que ahora podemos emparejar dos equipos simultáneamente, y si estamos viendo una película en la laptop podremos recibir llamadas desde el smartphone sin problemas.

La extensión de los brazos tiene muy buen rango y es silente | Fuente: RPP

11 niveles de cancelación de ruido, si contamos el 0. A diferencia de la versión anterior, este Bose 700 cuenta con 10 niveles de cancelación y un tono cero, en donde no existe reducción activa de ruido. El botón de la bocina izquierda permite intercalar entre modos preestablecidos – vienen 0, 5 y 10 por defecto – que puedes ajustar desde la app. De regreso de mi viaje, decidí encender los audífonos y no reproducir contenido para dormir, y realmente sentí paz en las 5 horas y media desde Miami a Lima. Además de tener bocinas anchas, el equipo realmente elimina el ruido constante y reduce al mínimo las conversaciones al lado. Hermoso.

Hasta 8 micrófonos se integran en las bocinas del Bose 700 | Fuente: RPP

Una mejor interacción sonora. Dejando pulsado el reductor de ruido, podemos activar el “Modo Ambiente” que permite usar los micrófonos para escuchar lo que ocurre alrededor. Para la reducción del ruido ambiente, el Bose 700 utiliza seis de los ocho micrófonos que incorpora en las bocinas. Los otros dos trabajan en conjunto con dos de los anteriores para reducir el ruido cuando hablas por teléfono o llamas a Alexa – Google Assistant y Siri funcionan a toque de botón -.

El panel táctil se ubica a la derecha y funciona con diferentes gestos | Fuente: RPP
El botón de la bocina izquierda permite intercalar entre los modos de cancelación de ruido | Fuente: RPP

Mejor info sobre el producto. Cuando enciendes los Bose por primera vez, un acorde de violines te da la bienvenida, casi como si prendieras un Home Theater. Luego, una voz te da el tiempo de vida de la batería en horas, y no en porcentaje. Esto, sin duda, es mejor para calcular cuánta vida útil puede tener el equipo. Cuando aplicamos un nivel de reducción de ruido, el efecto se aplica con una curva ascendente, en lugar que meterla de golpe como los QC 35 II y que no ayuda al oído a adaptarse al cambio. Cada opción cuenta con este suave “fade” que mejora la experiencia de uso.

La señalización de los cascos es realmente clara> | Fuente: RPP

Un sonido firme en medios y suaves graves, pero con un punto de distorsión. En temas de sonido, nos encontramos con un producto “muy Bose”, que trata de no saturar en graves y reproducir un sonido menos artificial que Beats, o menos grave que los Sony WH-1000XM3. En este caso, Bose trata de optimizar medios y darles poco pico a los agudos para evitar la saturación. Suena bien todo lo que le lances, pero no te recomiendo darles toda la potencia. Por momentos, sobre todo en música con un novel de compresión más alto, llegaba a distorsionar. De paso, debo decir que solo contamos con AAC y SBC, por lo que LDAC está descartado. No tuve la oportunidad de probarlos con cable, pero debe sonar mejor que mis confiables QC 35 II en ese caso.

El case es poco práctico y no permite añadir accesorios | Fuente: RPP

Un problema para espacios pequeños. El diseño de estos audífonos no está optimizado para plegarlos y tirarlos dentro de una mochila. A diferencia de otros modelos actuales, o incluso del QC 35 II, estos 700 no pueden reducir su huella. Incluso el case es más grande, casi como un bowl de Ramen. Lo peor es que el espacio para cables es menor y ya no tenemos una malla para llevar el pasaporte, la que sí encontramos en el case del QC 35 II.

La app es limitada frente a otras propuestas | Fuente: RPP

Una app desaprovechada. La aplicación Bose Music integra varias configuraciones que permiten optimizar el uso de los audífonos, pero es inferior en experiencia a la suite que ofrece Sony. No tenemos presets por contenido, ni un ecualizador general. Lo que vamos a encontrar es el nivel de reducción de ruido, la configuración del asistente y la música que estamos reproduciendo, además de la configuración de un modo “sleep” para apagar el equipo en caso no se reproduzca ningún contenido.

¿Vale la pena?

No me digas que no son hermosos | Fuente: RPP

Es un momento interesante para los audífonos de este tipo y, como señalaba al inicio, creo que por fin están encontrando su identidad y dinamismo en el mercado de smartphones. Estos Bose 700 son un upgrade completo frente a los QC 35 II, pero el salto generacional parece solo cumplir con lo que el resto del segmento ofrece.

Estos audífonos son realmente cómodos y resistentes a ajustes bruscos | Fuente: RPP

Frente a los Sony WH-1000XM3 podría fallar en diseño y autonomía, pero lo derrota en cancelación de ruido. Frente a los AKG N700 NCM2 podría caer frente al precio y a un sonido más dulce. Frente a los confiables QC 35 II no toma mucha distancia, más allá del rediseño y la inclusión de elementos más actuales y de mejor uso.

El hardware se activa de manera muy sencilla, pero a veces es muy sensible | Fuente: RPP

Entonces ¿vale la pena comprarlo? Sí, pero la oferta de otras marcas es muy fuerte. Si ya eres usuario de Bose y quieres actualizar el arsenal, es la mejor compra. Si aun no das el salto a los reductores de ruido, es un primer paso poderoso, pero caro. Ya depende de ti invertir los 1999 soles que cuelgan en la etiqueta de las tiendas Bose at Wynk.

* Equipo cedido a préstamo por Bose at Wynk para reseña desde el 27 de noviembre hasta el día de la publicación de la reseña.

En el case vienen un cable USB-C y el cable de audio | Fuente: RPP
¿Qué opinas?