Black Friday 2019: ¿Cómo escoger la mejor tarjeta de memoria SD para tu teléfono, cámara o consola de videojuegos?

Con la enorme propuesta de contenido existente, siempre es bueno tener la posibilidad de incrementar el espacio interno de nuestros dispositivos. Esta guía te permitirá escoger de manera correcta la tarjeta SD o microSD que tu equipo necesita. Ten un poco de paciencia, porque al final pondremos una tabla sencilla para identificar la tarjeta que necesitas para cada tarea.

Esta guía te ayudará a escoger la mejor tarjeta SD para tu dispositivo | Fuente: RPP

El almacenamiento interno en los dispositivos electrónicos se ha vuelto vital, y hoy es mejor pensar a futuro cuando compramos un teléfono o una Tablet respecto al uso de la memoria interna. Cuando se acaba el espacio, borrar fotos o documentos se vuelve una tarea tediosa, a pesar de que hoy existen herramientas realmente útiles, pues es un proceso que ineludiblemente debemos repetir cada cierto tiempo. Sin embargo, el problema no termina comprando más espacio.

La solución más efectiva, con los años, ha sido el uso de tarjetas SD para casi todo. Incluso el microSD se está volviendo un estándar por tamaño y velocidad de datos. El problema es que han aparecido una enorme variedad de nomenclaturas y clases dentro del formato, que hace más confusa la decisión de compra. Peor aún, creemos que “cualquier tarjeta” es buena porque almacena datos. Aquí es donde esta guía viene al rescate.

¿Qué es una tarjeta o memoria SD?

Las memorias micro SD se han vuelto populares entre creadores de contenido | Fuente: RPP

Es un estandar de almacenamiento diseñado por SanDisk, Panasonic y Toshiba, el mismo que fue avalado por más de 400 fabricantes en la Asociación de Tarjetas SD. Este soporte permite guardar y transferir datos en equipos electrónicos como smartphones, Tablets, cámaras, equipos de sonido y otros tantos.

Con el constante desarrollo pensando en el ahorro de espacio que ocupan los componentes, la tarjeta SD paso a ser miniSD y terminó como microSD, el formato que conocemos y adoptamos como estándar. Actualmente, Huawei empuja el formato NM Card, de menor tamaño, pero no encuentra eco en la industria.

¿Hay más de un tipo de microSD?

Señora, siéntese. Con el tiempo, y la evidente necesidad de velocidad, han aparecido versiones que determinan las capacidades de las tarjetas al ser usadas en varios equipos. Hasta el momento, tenemos esto en función de la capacidad:

SDSC: Secure Digital Estándar Capacity. Fue la primera que apareció y logró capacidades de hasta 2GB.

SDHC: Secure Digital High Capacity. Extendió la velocidad de bus a 25MB/s y permitió capacidades entre 4GB y 32GB.

SDXC: Secure Digital Extreme Capacity. Actualmente contamos con capacidades de hasta 2TB. Actualmente las capacidades de 128GB y 256GB han bajado de precio de manera considerable.

Hasta aquí todo claro. Pero esto recién empieza.

¿Qué son las “Clases” de microSD?

Los logos que aparecen en las tarjetas SD | Fuente: RPP

Esto es lo que más confusión genera a la hora de escoger, debido a lo “poco amigable” de la nomenclatura. En teoría, hablamos de “clases”, cuando las tarjetas SD aseguran el mínimo requerido para ciertas tareas. Por esta razón, debes considerar esta guía al escoger la tarjeta que necesites.

Aquí viene el “santo grial” de la explicación: en tiempos como los nuestros, ya no solo debemos pensar en almacenamiento, sino que debemos pensar también en velocidad de transferencia. ¿No notas que, cuando escuchas tu música almacenada en el smartphone, a veces la reproducción se detiene si guardas tu música en la SD?.

Por ejemplo, una tarjeta SD de 4GB puede grabar un video en 4K de 2GB sin problemas, pero si es de una “clase” menor va a demorar en leer y reproducir el archivo. Como ves, el problema no es el almacenamiento, sino la velocidad con la que el equipo gestiona el contenido.

Hoy es común usar tarjetas SD para grabar vídeos en alta definición | Fuente: iStock

Vas a reconocer la “Clase” de la tarjeta con un logo circular que encierra un número. Ese número representa la velocidad.

Las clases se dividen de esta manera, y permiten estas tareas (la medida MB/s representa la cantidad de MegaBytes por Segundo que el soporte es capaz de gestionar como cuota mínima):

Clase 2: soporta un mínimo de 2MB/s y permite grabación de video en definición estándar. Si piensas grabar un video en HD con esta tarjeta, el equipo no va a poder compensar la velocidad de transferencia y el video terminará cortado, con saltos de imagen y hasta pérdida de información.

Clase 4: 4MB/s y permite grabación de video en 720p (HD)

Clase 6 o V6: 6MB/s y ya tiene la certificación V6 (también graba en 720p pero está “optimizada” para grabación de video. Por eso la “V”)

Clase 10, V10 o U1: 10MB/s y la primera “Ultra High Capacity”, lo que permite grabar en FullHD, grabación consecutiva de imágenes en HD, emisión en tiempo real y ver videos largos en HD.

Clase 30, V30 o U3: 30MB/s y capaz de grabar en 4K a 24/30fps.

Tras este texto, vemos entonces que hay: V6, V10 (que también es U1) y U3. Hasta aquí el asunto parece más tranquilo. Pues no. Falta algo más.

Tarjetas A1 y A2

¿Y esto? Pues es la nueva generación de tarjetas SD pensadas para los smartphones y los múltiples procesos que soportan. Pensemos en esto: antes, las tarjetas gestionaban la información en un solo sentido, y este proceso hoy ha cambiado.

Me explico. Una cámara de fotos captura una imagen. Esta imagen es “escrita” en la SD. Cuando quieres ver la foto en la pantalla de la cámara, la SD “lee” la foto almacenada. Como has notado, es un proceso a la vez. La cámara no te puede mostrar la foto mientras tomas otras porque la tarjeta no permite múltiples tareas al mismo tiempo.

Es importante escoger la tarjeta correcta para cada dispositivo | Fuente: iStock

Es ahí en donde entran las SD A1y A2. Esta nueva generación está preparada para múltiples procesos de lectura y escritura, algo que los smartphones hacen permanentemente. Imagina guardar Android en la SD y que no se cuelgue en procesos. Esa es la diferencia.

Estas tarjetas “A” mantienen una velocidad de 10MB/s en todo proceso paralelo, sin que el rendimiento caiga. Esto es vital para juegos, grabaciones de alta definición, gestión veloz de apps y otras tareas en dispositivos de constante trabajo. Una cámara de fotos tradicional, por ejemplo, no necesita una tarjeta A. La puede usar y leer sin problemas, pero no necesita escribir y leer al mismo tiempo. Un teléfono sí.

La nomenclatura SD A1 puede leer 1500 operaciones de entrada y salida por segundo, mientras que puede escribir 500 de ellas al mismo tiempo. La A2 incrementa en 4000 la lectura y 2000 la escritura, ideal para una enorme cantidad de procesos simultáneos.

Entonces ¿cuál compro?

Revisa la compatibilidad de tu equipo en función de su almacenamiento y tipo de tarjeta a usar | Fuente: iStock

Como vemos, las letras son confusas. Sin embargo, hay que aplicar lo aprendido. La “Clase” varía

Teléfonos de gama alta y media: SDXC U3 A2 en cualquier capacidad. Revisa la capacidad máxima de SD que soporta tu equipo.

Teléfonos gama de entrada: SDXC U1 o U3, sin necesidad de A1 o A2. Revisa la capacidad máxima de SD que soporta tu equipo.

GoPro, drones o cámara de acción: SDXC U3 A2 de 128GB mínimo. Recuerda que estos equipos pueden usar WiFi para trasferir imagen en tiempo real.

Nintendo Switch: SDXC U3 A2. Básico para gestionar la potencia gráfica.

Parlante con SD: SDHC o SDXC V10 es suficiente.

PC y Laptop: Depende el uso. Una U3 es más que suficiente para la velocidad de transferencia, pero va a depender de la velocidad de la ranura SD.

Las tarjetas de menor generación, como las SDHC o las V6 a menos, funcionan sin problemas en equipos que no requieran mayor gestión, como un reproductor MP3 o una cámara de fotos simple. Recuerda que la edad del equipo es importante. Si tu cámara ya tiene más de 5 años, la compatibilidad con A2 o U3 podría ser irregular.

En todo caso, si aun cuentas con equipos SD regulares, compra una microSD con adaptador a SD, y tendrás mayor versatilidad en el uso. Recuerda usar el mismo adaptador para la tarjeta, pues esta optimizada para mantener la velocidad de la tarjeta.

Nuestra recomendación

SanDisk Extreme: Clase 10, U3 A2 64GB / 128GB / 256GB

SanDisk Ultra: Clase 10 U1 A1 64GB / 128GB / 256GB

Samsung EVO SDXC U3 64GB / 128GB / 256GB

Lexar SDXC UHS-II V90 (PARA GRABAR 4K A 60FPS) 64GB

SanDisk edición Nintendo Switch 128GB

Pack de 5 tarjetas Samsung EVO Clase 10 U1 SDHC

Kingston SDXC Clase 10 UHS-1 64GB / 128GB / 256GB

¿Qué opinas?