Google Earth
Google Earth tiene 16 de servicio. | Fuente: Google

El desarrollo de Google Earth, el servicio para ver a la Tierra como un globo terráqueo virtual de Google, tuvo una historia “oculta” que pasó desapercibida: un pequeño estudio alemán los demandó por plagio. Sin tanta repercusión en su momento, es ahora que podemos conocer más detalles del caso debido a una serie de Netflix.

El servicio de streaming lanzó esta semana la serie llamada “The Billion Dollar Code”, una serie de ficción, pero que toca en grandes puntos el juicio que pasó Google por el estudio Art + Com, el cual se llevó a cabo en 2014.

“Por razones cinematográficas, algunos detalles se omiten y otros se simplifican para hacer que el complicado tema del desarrollo de un software sea comprensible para todos los públicos. Pero los aspectos capitales de la creación de la herramienta y del proceso legal, sin embargo, son bastante cercanos a los hechos reales”, explica Art + Com en un comunicado.

¿De verdad Google plagió la idea de Google Earth?

El estudio de arquitectura Art + Com, radicado en Berlín, creó en los 90 un proyecto llamado Terravision, el cual reconstruyó la Tierra a través de imágenes de satélite, fotografías aéreas y diversos datos arquitectónicos y geográficos.

Este título presentaba interacción 3D al usuario, buscando que la persona pueda mirar desde el espacio algunos continentes o edificios. Claro está, con las limitaciones de aquellos tiempos: 1994.

Terravision llamó la atención de ferias tecnológicas hasta que, en 2005 llegó Google Earth, siendo muy similar al de los alemanes.

Terravision vs. Google Earth.
Terravision vs. Google Earth. | Fuente: Art + Com

Según señalara el estudio, Google les ofreció un precio ínfimo a comparación de lo que querían por compensación, terminando en los tribunales en el 2014, en un juicio que acabó con sus esperanzas de alguna retribución por la idea.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.