Sundar Pichai, CEO de Google, expresa su preocupación por los efectos negativos de la inteligencia artificial

"No tengo dudas de que la inteligencia artificial necesite ser regulada”, dijo Sundar Pichai. El CEO de Google admitió que el desarrollo de la IA no está libre de las posibles consecuencias negativas.

Sundar Pichai, CEO de Google, admite los efectos negativos de la inteligencia artificial. | Fuente: AFP

La necesidad de regular la tecnología cobra más importancia. Así lo admitió Sundar Pichai, CEO de Google, en un artículo de opinión que publicó en el diario Financial Times. El directivo aseguró no tener duda alguna “de que la inteligencia artificial necesite ser regulada. Es demasiado importante como para no hacerlo”.

A pesar de que, actualmente, existen preocupaciones reales frente a los efectos negativos de la inteligencia artificial, no hay una medida que explícitamente pueda regularla, así como prevenir los usos incorrectos que se le pueda dar en mundo virtual tan complejo como el internet.

"Estas lecciones nos enseñan que debemos tener los ojos claros sobre lo que podría salir mal. Hay preocupaciones reales sobre las posibles consecuencias negativas de la inteligencia artificial, desde falsificaciones profundas hasta usos nefastos del reconocimiento facial. Aunque ya se está trabajando para abordar estas preocupaciones, inevitablemente habrá más desafíos en el futuro que ninguna empresa o industria puede resolver por sí sola", escribió Pichai.

Se recuerda que tanto Estados Unidos como la Unión Europea se encuentran evaluando medidas regulatorias, y tal como señala el directivo, la reglamentación será posible si todos trabajan en el sentido de una alineación internacional. Los estándares globales encuentran su eje de importancia en un desarrollo conjunto para poner límites en los usos de inteligencia artificial.

Así también, el CEO de Google considera que no se trata de solo “construir la tecnología” y dejar que el mercado elija libremente cómo utilizarla. “Para llegar ahí, necesitamos acuerdo en valores clave. Compañías como la nuestra no pueden solo construir nuevas tecnologías prometedoras y dejar que las fuerzas del mercado sean las que determinen cómo se usan”, admitió.

Google ha demostrado avances en el campo de la inteligencia artificial, desde las predicciones meteorólogas con gran precisión hasta la detección de cáncer, no obstante, para Sundar Pichai es vital establecer los principios. Desde hace dos años, la compañía ha dejado claro las convicciones sobre el desarrollo de la inteligencia artificial, pero no es suficiente.

Creemos que cualquier empresa que desarrolle nuevas herramientas de IA también debe adoptar principios rectores y procesos de revisión rigurosos”, aseguró, pero a su vez fue firme en decir que “los principios que quedan en el papel no tienen sentido”.

La inteligencia artificial no pertenece a un mundo futurista, sino al de hoy. En los próximos años, esta podrá ser utilizada en distintos rubros del mercado y tal como señaló el CEO de Google, habrá que pensar en regularla antes de que su impacto durante esta nueva década resulte negativo, o hasta peligroso.

¿Qué opinas?