Foto: Referencial

El río Negro, mayor afluente del río Amazonas, y considerado el mayor río de agua negra del mundo, ubicado en Brasil, sufre su nivel más bajo de los últimos 30 años y le faltan 5 centímetros para superar el menor volumen de agua en 106 años.

Según informa el diario El País en su portal web, su caudal puede alcanzar hasta 30 metros de altura, está a 13 metros y 63 centímetros, lo que hace innavegable la mayor parte de sus 720 kilómetros, dejando a 60.000 familias aisladas y a 40 de los 62 municipios de la región en estado de emergencia.

Para las autoridades, no se descarta hasta el final de mes el mayor récord de falta de caudal desde que hace 106 años empezó a medirse en Manaus, ya que sus aguas están bajando cinco centímetros por día.

Asimismo, informó que miles de personas están sin agua y medicinas.  Las fuerzas aéreas brasileñas están llevando a las localidades que han quedado aisladas, lo indispensable para sobrevivir.
El río Negro es indispensable para el río Amazonas, corazón de uno del mayor santuario ecológico de la Tierra. La Amazonía brasileña posee el 25% de toda el agua potable del Planeta, de ahí que esté considerada como la mayor reserva ecológica hoy existente.

Según los primeros comentarios de los expertos esta disminución alarmante de las aguas del Rio Negro no es ajena a la destrucción de la selva amazónica que sigue destruyéndose año por año.