Amazon y la OTCA mantienen una disputa por siete años | Fuente: RPP

La selva tropical más grande del mundo vuelve a ser terreno de disputas, pero por temas digitales. Durante siete años, los ocho países que integran la OTCA (Organización del Tratado de Cooperación Amazónica) y Amazon, el gigante del comercio electrónico, se han disputado el uso de la extensión “.amazon” para productos generados por ambas partes.

Este conflicto data del 2012, cuando la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (ICANN), el cuerpo que supervisa el sistema de direcciones de Internet, decidió ampliar su lista de dominios de nivel superior genéricos (gTLD), la extensión que viene después del punto en una dirección web.

Parte de este nuevo conjunto de reglas permite a las empresas solicitar extensiones nuevas asociadas a su nombre principal de negocio. Apple, por ejemplo, podría pedir un dominio “.apple” para validar sus servicios y productos. Amazon pensó lo mismo, y dispuso la creación de su propio dominio bajo su nombre de marca.

Sin embargo, ocho países se opusieron a estos planes, y presentaron una protesta a la organización. Dentro de los argumentos sostenidos en las comunicaciones los gobiernos de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela ratificaron su preocupación en temas de soberanía, pues renunciar a ese dominio podría tener impacto en cómo estas naciones plantean sus propias estrategias digitales.

La propuesta de la OCTA se basa en el derecho compartido del nombre. La medida sugiere que Amazon pueda utilizar el dominio para productos comerciales que sean relevantes para la compañía, como “Kindle.amazon” o “Echo.amazon”; mientras que los países que conforman la OTCA utilizarían el dominio “.amazon” para promoción turística y cultural de temas relacionados a la Amazonia.

Amazon ha rechazado la propuesta, y ha solicitado que sean los países los que añadan información a la extensión en disputa, además de alentar la implementación de otros términos, como “amazonas” o “Amazonia”, y bloquear el uso de "nombres que afectan las sensibilidades nacionales". Si Perú desea difundir contenido bajo esa fórmula, finalmente usaría “.amazon.pe”.

En 2018, la empresa de Jeff Bezos intentó persuadir a los países prometiéndoles 5 millones de dólares en lectores de Kindle gratuitos y servicios de alojamiento. La OTCA rechazó la oferta.

El embajador de Ecuador en Estados Unidos, Francisco Carrión, envió un comunicado a la ICANN en donde explican abiertamente el interés por compartir el dominio: “No estamos buscando una compensación financiera. No queremos una concesión especial para utilizar uno o unos pocos dominios de segundo nivel. Es un asunto de soberanía para muchos de nosotros, y la oferta de compartir los TLDs con la compañía Amazon Inc. ya supone una concesión”.

La compañía declinó hacer comentarios antes de la fecha límite del 21 de abril, pero se apoyó en declaraciones anteriores de su vicepresidente de política pública, Brian Huseman, quien prometió que Amazon "no usará los TLD de manera confusa". El pasado 7 de abril no se logró el acuerdo esperado entre ambas partes, por lo que se extendió la fecha de la resolución del conflicto.

¿Qué opinas?