EFE

Recientes investigaciones han descubierto que el Aragosaurus, el primer dinosaurio español, es más viejo de lo que se pensaba hasta ahora.

Así, paleontólogos españoles revelaron ayer que este animal en verdad vivió hace 145 millones de años, 15 millones antes de lo que se consideraba hasta ahora.

A esta nueva edad se le suma una nueva clasificación, tras la descripción, por primera vez, de todos los fósiles conocidos de este dinosaurio.

El Aragosaurus fue un dinosaurio saurópodo, es decir, herbívoro de hábitos cuadrúpedos, con cuello y cola muy alargados y con una cabeza pequeña.